Blogia
HHR - NEWS

No habrá control de precios para frenar el aumento a las tortillas: Sojo

MIRIAM POSADA , MATILDE PEREZ/La Jornada.

Se harán más importaciones, adelanta; plan de emergencia, piden organizaciones

La estrategia será incrementar la producción y competitividad, afirma el secretario

El gobierno mexicano no recurrirá al control de precios para detener el incremento en el precio de la tortilla, porque eso desincentivaría la producción, aseguró el secretario de Economía, Eduardo Sojo.

El funcionario señaló que la estrategia a seguir será aumentar la producción y competitividad, y aseguró que no habrá escasez de maíz porque la demanda se cubrirá con importaciones, de manera que ''la población puede estar segura de que el gobierno va a hacer su parte''.

En tanto, organizaciones campesinas coincidieron en que el control de precios no es la solución al problema de las altas cotizaciones del grano y la escasez, pero advirtieron que tampoco las importaciones son una salida. Por ello instaron a la puesta en marcha de un programa emergente de producción para hacer frente a ''la peligrosa dependencia alimentaria'' en la que el país se ha ido hundiendo desde hace una década.

Entre octubre y noviembre de 2006 el precio de la tortilla se incrementó al pasar de entre 7 y 7.50 pesos a 8 pesos por kilo, por lo que Wal Mart y la Asociación de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), acordaron mantener el precio en un rango de 4.90 a 5.80 pesos por kilo, montos que se mantienen hasta la fecha.

Sin embargo, en las últimas semanas las tortillerías tradicionales del Distrito Federal venden este producto elemental para las familias mexicanas entre 8 y 8.50 pesos por kilo. En el estado de México y otras entidades el precio fluctúa entre los 9 y 10 pesos, aunque existe el riesgo de que se dispare hasta 15 pesos en los próximos tres meses, de acuerdo con previsiones de organizaciones campesinas.

Ante este panorama, el secretario Eduardo Sojo rechazó toda posibilidad de que el gobierno controle el precio de la tortilla, por considerar que tendría un efecto contrario en la producción y competitividad, por lo que definió que la estrategia a seguir será diseñar programas con los productores campesinos, mientras la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) vigilará que no haya abusos en las ventas.

Explicó que el incremento se debe a problemas coyunturales como las cosechas y el transporte, ''que se van a resolver'', así como estructurales, encabezados por el uso de maíz para producir etanol. Previó que ''con el maíz va a suceder lo mismo que con otros productos de la economía. A medida que sube el precio y hay más incentivos, van a sembrarse más hectáreas, habrá más producción como respuesta al incentivo del mercado''.

No a más subsidios ni importaciones: ANEC

En coincidencia con el Congreso Agrario Permanente, la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México y de la Central Campesina Cardenista, el director de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras (ANRC), Víctor Suárez Carrera advirtió que no es con subsidios ni con importaciones ni con el control de precios como se resolverá el problema del alza de precios de la tortilla ante la escasez de maíz.

Lo urgente, alertó, es poner en marcha de un programa emergente de producción del grano, porque los precios internacionales elevados ''llegaron para quedarse'' y la escasez de maíz no se podrá resolver con importaciones, a causa de que han bajado los inventarios en el mercado internacional.

Suárez Carrera detalló que desde hace una década las organizaciones campesinas mexicanas han advertido sobre ''la peligrosa dependencia alimentaria en la que estaba cayendo el país, ya que por las importaciones de maíz se ha desalentado la producción interna, a lo que se sumó el control de la comercialización del grano por Cargill, y la industrialización de la masa que hacen las grandes industrias''.

Explicó que en México la producción y productividad del maíz ''está estancada por la política neoliberal, que no apoyó ni motivó de manera suficiente a los campesinos para que continuaran sembrando sus tierras. El déficit de maíz forrajero (amarrillo) es de 10 millones de toneladas y el de maíz blanco ­para consumo humano­ es de 3 millones de toneladas'', abundó.

Los productores ­cerca de 2 millones de personas­ han realizado un esfuerzo para elevar la productividad, y por ello se han obtenido 19 millones de toneladas. Sin embargo, la situación actual exige que al menos se logren 25 millones de toneladas, a pesar del riesgo de adversidad climatológica, pues este año se prevé que el llamado fenómeno del niño provoque altas temperaturas y sequía.

''La situación se complica: no hay suficiente oferta ante la demanda, pero la autoridad debe enfocar su política a la producción para el consumo humano, antes que para los biocombustibles, ya que si el año pasado gastó un estimado de 10 millones de dólares en importaciones, ahora podrían ser 15 millones de dólares, con los consecuentes efectos económicos'', expuso el ex legislador.

Insistió en que el precio elevado en el mercado internacional ''no es una burbuja'' que desaparecerá a mitad de año, sino un asunto que permanecerá, ya que Estados Unidos está elevando el porcentaje del grano destinado a la producción de etanol, y lo mismo están haciendo otros países.

El caso debe atenderse en el Consejo Regulador del Maíz y la Tortilla, con la participación de los secretarios de Agricultura y de Economía, quienes deben entender que no se trata de aumentar las importaciones del grano, el cual escasea porque está comprometido por la agricultura por contrato, sino de fomentar la producción y sostenerla. ''Este no es un problema coyuntural'', insistió Suárez Carrera.

Agenda para el primer semestre

El secretario de Economía, Eduardo Sojo, detalló la agenda para el primer semestre del año, que prevé apoyar a los sectores del mercado interno, así como a las exportaciones, y atraer más inversión, además de fortalecer a las pequeñas y medianas empresas.

Señaló que hay avances en la integración del organismo que atenderá a las pequeñas y medianas empresas (Pymes), y del que absorberá las funciones de promoción del Bancomext. Señaló que el crecimiento económico del país para 2007 se ubicará en 3.6 por ciento, incluso cuando se presente una desaceleración en Estados Unidos, porque ''ahora estamos mejor preparados para enfrentar esas crisis''.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres