Blogia
HHR - NEWS

Denuncian nueva agresión paramilitar en comunidad indígena de Chiapas

 

HERMANN BELLINGHAUSEN ENVIADO/La Jornada

Los terrenos recuperados los vamos a defender a la buena o a la mala, advierten zapatistas

San Cristobal de las Casas, Chis. 3 de marzo. La comunidad autónoma Emiliano Zapata, del municipio rebelde Ricardo Flores Magón, fue agredida a tiros por miembros de la organización oficialista conocida como URCI (derivada del grupo paramilitar Paz y Justicia), que opera en los municipios oficiales Tumbalá y Salto de Agua. Ya el año pasado este grupo hizo que los pobladores de Emiliano Zapata tuvieran que exilarse, también por agresiones armadas, robos y amenazas mortales.

La junta de buen gobierno (JBG) Camino del futuro, con sede en el caracol de La Garrucha, detalla en un comunicado que, tras siete meses en el exilio, las familias zapatistas decidieron retornar a su poblado y sus tierras en febrero de este año, pero el lunes 26 "entraron los paramilitares de la comunidad Egipto (Salto de Agua) a ofender los compañeros donde están trabajando. Llegaron con armas de fuego y empezaron a disparar".

El miércoles 28 entraron nuevamente, como a las 11 de la mañana, a provocar y trabajar en las tierras de los zapatistas. "Francisco Jiménez Alvarez, de Tumbalá, disparó, y ahí llegaron otras 10 personas armadas. Este 2 de marzo llegaron los paramilitares de Egipto y Tumbalá; entraron a trabajar como 30 personas con armas que usan los federales y tumbaron plantas frutales".

Desde el caracol Resistencia hacia un nuevo amanecer, la JBG y los representantes de los municipios autónomos Francisco Gómez, San Manuel, Ricardo Flores Magón y Francisco Villa denuncian que miembros de la URCI "están provocando problemas con nuestras bases de apoyo zapatistas en el nuevo poblado Emiliano Zapata". Recapitula que hace ya un año que los agresores provocan problemas en las tierras recuperadas en 1994.

Agresiones anteriores

En marzo de 2006, las autoridades autónomas del municipio Ricardo Flores Magón citaron a los dirigentes de URCI -el presidente regional Julio César Pérez y el delegado Francisco López Méndez- para buscar una solución pacifica, "pero ellos no entraron en razón".

En abril de 2006 atacaron a las familias zapatistas con armas de fuego, "dispararon al aire y bloquearon el camino para que no pudieran pasar los compañeros; robaron 6 zontes (dos costales) de elote y entraron a construir sus casas; cortaron mangueras de toma, robaron chiles, tumbaron 500 matas de 'plantía' de cacao, robaron 10 guajolotes y 20 pollos".

El 14 de julio volvieron a atacar. "Dispararon seis tiros de escopeta y 20 tiros de calibre 22, desalojando a los compañeros. Desbarataron las casas y obligaron a las familias zapatistas a salir de su poblado. Dejaron casas, 16 hectáreas de milpa, maíz almacenado en la troje, frijoles, animales domésticos como cerdos, pollos y guajolotes, ropas de usos familiares. Todo lo llevaron los paramilitares", añade el documento de la JBG, firmado por David Méndez Trujillo, María Hernández Jiménez, Joaquín Albores Cortés y César Sánchez Gómez.

"Las JBG de los cinco caracoles y las bases de apoyo del EZLN levantamos nuestra voz para decirle al mundo que los terrenos recuperados desde 1994 los vamos a defender a la buena o a la mala con nuestros pueblos, porque ya hemos derramado sangre para defender nuestra madre tierra", advierte el documento.

"Les decimos a los gobiernos federal, estatal y municipales, y a los dirigentes de las otras organizaciones que están provocando problemas dentro de nuestros territorios autónomos, que ellos son los responsables de esta provocación contra las bases zapatistas. Nosotros no estamos provocando problemas, porque estamos respetando a las otras organizaciones, pero si ellos no nos respetan, tenemos que defender nuestro derecho".

Amenazas de muerte contra CIEPAC

La Red por la Paz denunció que este 26 de febrero, aproximadamente a las 9:30, "fue arrojada por encima de la puerta de las oficinas del Centro de Investigaciones Económicas y Políticas de Acción Comunitaria (CIEPAC) una nota, doblada de manera particular (en abanico y a la mitad) con el siguiente mensaje: 'Disfruta tu ultimo día. Te mataremos. Estoy buscándote y ya te encontramos'".

La red, compuesta por 15 organismos no gubernamentales, señala que este caso "se suma a una larga lista de acciones de hostigamiento contra activistas y defensores de derechos humanos en Chiapas". Menciona que el CIEPAC ya había denunciado en enero vigilancia e intento de allanamiento a sus instalaciones por parte de desconocidos. "De noviembre de 2005 a febrero de 2007 hemos registrado por lo menos 25 casos de hostigamiento. En ninguno de ellos se han detectado avances en el proceso de investigación ni delegado responsabilidades en los casos en donde se han hecho señalamientos directos".

Las organizaciones civiles de la Red por la Paz añaden que estas agresiones contra organismos civiles "ponen en riesgo la labor e integridad de quienes orientan su labor a la defensa de los derechos humanos, la construcción de la paz y el fortalecimiento de procesos sociales de poblaciones indígenas".

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres