Blogia
HHR - NEWS

Acciones violentas de OPDDIC y URCI en contra de bases zapatistas en tierras recuperadas del municipio de Ocosingo.

 

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas a 5 de marzo de 2007

Boletín de prensa 02

 

·       Se reporta armamento, entrenamiento y acompañamiento del Ejército en estas acciones.

 ·      Denuncia de los municipios autónomos pertenecientes al Caracol de Resistencia Hacia un Nuevo Amanecer.

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas recibió el pasado 1 de marzo, diversas denuncias de los municipios que conforman el Caracol de Resistencia Hacia un Nuevo Amanecer de La Garrucha: San Manuel, Ricardo Flores Magón, Francisco Gómez y Francisco Villa, de sucesos violentos que se han estado suscitando en contra de comunidades zapatistas en tierras recuperadas, por miembros de la Organización Para la Defensa de los Derechos Indígenas y Campesinos (OPDDIC) y la Unión Regional Campesina Indígena (URCI).

Tanto la OPDDIC a quien se le vincula con el extinto grupo paramilitar Movimiento Indígena Revolucionario Antizapatista (MIRA), como la URCI, una de las escisiones del grupo paramilitar Paz y Justicia (Desarrollo, Paz y Justicia AC) son acusados de despojo y amenazas con armas de fuego y en vinculación con unidades del Ejército mexicano.

 Hechos

 1.- Emiliano Zapata, Municipio Autónomo Flores Magón (Municipio de Ocosingo)

De acuerdo a la versión de las autoridades autónomas zapatistas, el 14 de julio de 2006 fueron desplazadas varias familias zapatistas por 60 personas de la URCI, armadas, disparando al aire, dejando 16 hectáreas de milpa, animales, maíz y frijol en la troje, y objetos personales como ropa. Los agresores se quedaron en el poblado, desbarataron tablas y láminas, y vendieron animales. Pusieron retenes armados y no dejaban pasar a nadie.

En febrero de 2007, los zapatistas entraron de nuevo a recuperar sus tierras, logrando posicionarse de una casa en donde habitan 45 personas, y de algunos “trabajaderos” (parcelas de cultivo). El lunes 26 de febrero de 2007, a las 12:00 horas, los miembros de URCI llegaron disparando al aire: un tiro calibre 38 y 20 tiros calibre 22. El 1 de marzo de 2007, por la mañana, estaban en los “trabajaderos” de los zapatistas.

Según la denuncia recibida, los miembros de la URCI que se han posesionado de las tierras recuperadas zapatistas en Emiliano Zapata, tienen radios de comunicación, hacen revisiones, están uniformados de color verde al igual que el Ejército mexicano pero sin escudos.

Dicen que quien dirige a este grupo de 60 personas armadas es Julio César Pérez, originario del municipio de Tumbalá, y que el delegado regional de la URCI es Francisco López Méndez, originario del Ejido Egipto, en el municipio de Salto de Agua. Entre ellos además hay personas originarias de La Palma Tulijá.

 

2.- Nuevo Rosario, Municipio Autónomo Francisco Gómez, antiguo Rancho El Jaibolito, Ocosingo.

De acuerdo a la denuncia de las autoridades autónomas y de pobladores de Nuevo Rosario, las agresiones se vienen incrementando desde el 17 de Enero de 2006. Miembros de la OPDDIC llegaron a rozar 400 metros del poblado que tiene un área de 5 hectáreas, echaron fuego a un corral, levantaron los alambrados (28 rollos) y se los llevaron, además quebraron el horno colectivo, y pintarrajearon la Ermita, se burlaron de la Organización escribiendo: “Si Marcos los tiene completos que se venga”. A Alonso Rodríguez lo obligaron a firmar para que saliera de la Organización y lo golpearon. A José Rodríguez lo amarraron y lo llevaron cargando 2 rollos de alambre a Nueva Jerusalén, su pareja lo defendió y la golpearon. El día 18 de Enero de 2006 a las 8:00 horas soltaron a José Rodríguez amenazando: “No va a quedar en paz, tenemos que sacarlos a la fuerza”. En junio de 2006 los agresores regresaron. Cortaron el alambre, abrieron y metieron el ganado en las milpas hasta que acabaron con ellas.

Nuevamente, el 20 de Febrero de 2007, metieron su ganado a las milpas destrozándolas. Destrozaron 300 plantas de café, 43 hectáreas y media. Ese mismo día había 3 motosierras tumbando pino propiedad del terreno. La madera la llevaron 140 gentes. El jueves 22 de febrero regresaron para acabar de rozar el monte. Cuando llegaron los zapatistas ya se habían ido.

Mencionan que los agresores son del poblado Jaibolito y Jerusalén, ejido de Cuxulhá. Son miembros de la OPDDIC y de la ORCAO (Organización Regional de Cafeticultores Autónomos de Ocosingo AC) y que en las agresiones portan rifles calibre 22. Al poblado de Nuevo Rosario ya se presentó José Pérez Gómez, dirigente de ORCAO y Regidor de Ocosingo a asegurarles que las acciones de sus miembros son reprobables y que los expulsarían.

 

3.- Comunidad Pancho Villa, Municipio Autónomo San Manuel. Antes Rancho El Jordán Ocosingo, Chiapas.

De acuerdo a las autoridades autónomas, en diciembre de 2006 entraron armados a los terrenos de Francisco Villa, 40 miembros de la OPDDIC, originarios del poblado Nuevo San Jacinto, a cosechar y llevarse el maíz de la comunidad zapatista, acompañados de 29 soldados del Ejército mexicano uniformados y con armas G-3 y UZI, que están destacamentados en la Base de Operaciones “Río Jordán”. Los soldados les dijeron a los pobladores de Pancho Villa que no tienen derecho y les “echaron culatazos”.

El EZLN recupera las tierras de esa comunidad en 1994. Dichas tierras pertenecían a un ranchero de nombre David Domínguez cuya esposa habita en las colindancias de la Base de Operaciones “Río Jordán”. El día 28 de febrero de 2007 se presentaron los hijos del ranchero, Andrés Domínguez Gutiérrez y Jesús Domínguez Gutiérrez radicados en Ocosingo, y colocaron una lona en el terreno recuperado, asegurando que les pertenece. Las autoridades zapatistas los citaron para dialogar sobre el asunto y pedirles que se retiraran y quitaran dicha lona, estos individuos dijeron que no se van a ir y que están dispuestos a permanecer en el lugar pase lo que pase.

Los zapatistas informaron a la Junta de Buen Gobierno “El Camino del Futuro” del Caracol de Resistencia Hacia un Nuevo Amanecer, de La Garrucha, la cual envió un citatorio a Andrés Domínguez Gutiérrez y Jesús Domínguez Gutiérrez. Días después las autoridades del Consejo Autónomo recibieron una carta por parte de la OPDDIC del poblado de Nuevo San Jacinto, donde se asegura que dichas personas pertenecen a esa organización y piden a las Autoridades Autónomas no enviar ninguna solicitud de diálogo a dichas personas sino a la Mesa Directiva de OPDDIC para tratar cualquier asunto al respecto. La carta está firmada por Manuel Hernández Jiménez con el título de Coordinador Regional, Gustavo Vázquez Cruz como Secretario y Antonio Ruiz Ruiz como tesorero. Se acompaña por sellos (21 sellos) con el nombre de OPDDIC de diferentes “regiones” y su símbolo de las manos vestidas de traje y tomadas entre sí (Registro Rel. Ext. 44000576).

Las autoridades del Consejo afirman que hace dos meses dichas personas no pertenecían a la OPDDIC, además de que dichas tierras ya fueron indemnizadas por el Estado ya que parte de ellas son las que tiene ocupadas el campamento militar de Río Jordán.

De acuerdo a las autoridades autónomas, en las inmediaciones de Nuevo San Jacinto, miembros de la OPDDIC tienen entrenamiento militar cada 10 días, desde las 21:00 horas hasta las 4:00 horas del día siguiente, impartido por dos soldados de la Base de Operaciones Río Jordán. El poblado Nuevo San Jacinto tiene como 100 familias y está aumentando, tanto gente humilde como ganaderos. Afirman que hay mandos como sargentos, cabos etc. Dicen que están armados y que el Ejército les proporcionó las armas aproximadamente hace dos meses “para provocar mismo entre familias del EZ y paramilitares”. De acuerdo a lo que han dicho miembros de la OPDDIC de Nuevo San Jacinto a los zapatistas, tienen en posesión 40 armas entre R-15 y M-16.

Mencionan además que en la región la OPDDIC tiene presencia en las rancherías San Caralampio, Guadalupe Tecojá, Nuevo San Jacinto, Zaragoza, La Trinidad, San José de la Soledad, Rancho El Coroso y otras. Consideran que son alrededor de 500 miembros. Que cada 15 días tienen reuniones en Monte Líbano.

Este Centro de Derechos Humanos nota con preocupación la convergencia de agresiones violentas en contra de las bases de apoyo zapatistas en terrenos recuperados en 1994, que se vienen dando desde el segundo semestre del año pasado.

Los hechos antes descritos denotan una posible escalada de violencia con signos paramilitares, como parte de la estrategia contrainsurgente que ha mantenido el Estado mexicano durante todos estos años. Las vinculación de efectivos del Ejército mexicano en los eventos narrados, recuerdan hechos ocurridos en años anteriores y cuyas denuncias por violaciones a derechos humanos siguen en espera de la justicia prevaleciendo aún la impunidad. Este Centro de Derechos Humanos seguirá documentando e informando de acciones similares de las cuales tenemos conocimiento en otras regiones de la zona de conflicto.

 

by. Comunicado de:
CENTRO DE DERECHOS HUMANOS
Fray Bartolomé de Las Casas, A.C.
San Cristóbal de Las Casas, Chiapas
 


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres