Blogia
HHR - NEWS

CONTRA LA PRIVATIZACIÓN DE LA HISTORIA

26 de marzo de 2007

ACLARACIÓN: EL presente artículo ya había sido colocado en este 'Medio Libre, Civil y de Izquierda' entre los días 5 o 6 de febrero de 2007, pero debido a un problema grabe en los servidores de Blogia, -nuestro proveedor de blog- éste y otros artículos publicados entre los días 3 y 17 de febrero de 2007 en HHR-NEWS se perdieron a raíz del problema en los servidores centrales de Blogia.

Debido a la importancia del caso, nuevamente lo ponemos a disposición de nuestros lectores.

HHR-NEWS.

 

LA DEFENSA

 

DEL TAJÍN

La otra cara de Cumbre Tajín

Quien quiera atenerse al presente, a lo actual,

no comprenderá en verdad lo actual.

Jules Michelet (1798-1874)

Presentamos brevemente lo que ha sido la defensa ciudadana del Tajín y de los totonacas al iniciar el siglo XXI, a fin de impedir que se privaticen los monumentos arqueológicos y se pierda con ello la historia, la cultura y la identidad social. Tales monumentos son importantes pues ayudan al pueblo a comprender su historia y su presente. Porque un pueblo que no entiende esto, no sabe de donde viene ni a donde va; no sabe lo que quiere ni tiene identidad; no es dueño de sí mismo, está dividido y fácilmente se le conquista su economía, su política, su cultura. La defensa del Tajín es, pues, una resistencia colectiva a ser una mercancía más del capitalismo.

1. Orígenes

Teotihuacan, Ciudad de los Dioses, floreció desde el año 200 a.C. Se piensa que fue el modelo de los demás centros ceremoniales en América, como Tenochtitlan; Monte Albán; Palenque, Tulum, Tikal… o como El Tajín, a cuatro kilómetros de la actual Papantla, Veracruz. Sin embargo, alrededor del año 700 d.C., la población de Teotihuacan se dispersaría por Mesoamérica debido a la invasión de tribus bárbaras que llegaban del norte, los nómadas llamados chichimecas: "descendientes del perro".

2. Los totonacas

Algunos de los teotihuacanos dispersos llegaron a Tula, Hidalgo hacia el año 900, influyendo en el pueblo Tolteca , que en náhuatl significa "maestro constructor". Estos toltecas se convirtieron en un poderoso imperio militar que se extendió en el Valle de México, y hasta Yucatán, donde conquistarían Chichenitzá. Pero se disolvieron en sus dominios cuando Tula fue arrasada también por chichimecas en el año 1150; luego, se integrarían al nuevo imperio azteca. Pero los toltecas nunca dominaron a los totonacas de Cempoala, cerca de Veracruz, procedentes de Puebla; estos totonacas se habían extendido al norte de Veracruz desde el año 200 aproximadamente, hasta el Totonacapan, "Región de los Tres Corazones", donde construirían el Tajín. Según algunos estudios, los toltecas sí influyeron en los totonacas de esta región. Más tarde, otros chichimecas invadirían el Tajín en el año 1230, huyendo la población para fundar Papantla; el Tajín quedó ahí, como testimonio de las raíces culturales. 1

_______________________

1 Cfr. Leonardo ZALETA, Tajín, 1979, p. 24.

3. De un imperio a otro

Para los aztecas de Tenochtitlán, totonaca significaba la "gente que viene de donde sale el sol", en náhuatl. Y los totonacas de Cempoala eran, en efecto, la gente que venía de allá con Hernán Cortés en 1519, para tumbar al impero azteca que los tenía de rodillas durante casi dos siglos, desde el año 1325. Cortés también se apoyó de tlaxcaltecas, cholultecos y otros pueblos inconformes con los aztecas que encontró en el camino, para conquistar al fin a todos ellos en 1521. Al frente de las batallas, los totonacas fueron usados por los conquistadores como escudos, y a la postre como esclavos. Así, el imperio español significó otros 300 años de robo y explotación al indígena.

4. La supuesta independencia

Luego, de 1810 a 1821, los españoles nacidos en México, los criollos, también se aprovecharon del ceño indígena para desplazar la ya debilitada España y quedarse con México. Pero los mexicanos de sangre indígena y española, lo que se dice mestizos, lo que se dice hijos de una violación, desplazaron a los criollos usando también a los indios, para establecer la República Mexicana en 1824. Los indígenas de ese nuevo México independiente estuvieron relegados del poder y reprimidos en cruentas dictaduras otros cien años, deportados a la más espantosa esclavitud en fincas de patrones mexicanos, españoles, alemanes, franceses y estadounidenses, algunos cerca del Tajín. Después, en la revolución de 1910 a 1920, la inconformidad indígena es aprovechada de nuevo por la clase burguesa para derrocar la dictadura y apoderarse del mando republicano. Desde entonces, los indígenas son manipulados para defender la "democracia" que les oprime en México, la dictadura perfecta: un sistema de corporaciones y herencias políticas que mantienen el poder en una pequeña clase social adinerada y poderosa, hoy representada por el panista Vicente Fox y entregada a otro imperio: el capitalismo estadounidense.

5. Empujados al pasado

Ahora, después de casi 700 años de explotación, el indígena pierde su identidad de pueblo y empeña lo único que le queda: la dignidad de ser humano. La pobreza es tal, que para sobrevivir el indígena ha de comercializar su cultura en forma de artesanías, así como sus bailes, ritos… e incluso los modifica ante la demanda del mercado turístico, prostituyendo sus costumbres, tradiciones y ritos sagrados. Su persona, su cultura, se convierten en mercancía de consumo, en curiosidades y baratijas que otro puede poseer y explotar, lo que representa otra forma de esclavitud. Pues bien, esta denigración social se puede llevar al máximo con una feria de eventos comerciales y bellos espectáculos de luz y sonido, donde el indígena diga entre líneas: Esto es historia, los indígenas somos parte del pasado, materia muerta. Así lo hemos visto en Uxmal, Chichenitzá, Tulum, Tencohtitlán y otras zonas arqueológicas, donde el indígena es usado como pieza de museo. En Papantla, desde el año 2000 este tipo de eventos ya son organizados en la tercera semana de marzo por el gobierno estatal y ricos empresarios que buscan hacer negocio de la zona arqueológica y la cultura totonaca… lo que se conoce como Cumbre Tajín.

6. Primera Cumbre Tajín: el desenfreno

Primavera del Milenio se llamó el primer evento masivo organizado en El Tajín: Inmensa muchedumbre subía y bajaba sin control en las pirámides, dañando sus cimientos. Estridentes espectáculos musicales provocaron una caja de resonancia dentro de los edificios, debilitando sus estructuras. Se desprendieron piedras. E indignaba el tipo de conciertos fuera de lugar que además propiciaron drogas y alcohol. El centro ceremonial había sido profanado por entero. Queremos que respeten nuestros templos como nosotros respetamos los suyos, se quejaban algunos indígenas. Otros sectores de la sociedad protestaron, destacando los estudiantes de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), con un acto público frente a la zona arqueológica; así como Alianza Ciudadana y otras organizaciones que manifestaron su inconformidad en diversos medios de comunicación: Decían que el Tajín es un espacio tranquilo de estudio e investigación, donde acuden escuelas y familias de distintas partes del país y del mundo, no un parque de diversiones ni un escenario de escapatorias emociones.

7. Patrimonio de la humanidad

En esas fechas hay más visitantes en el Tajín, pues se dice que existen flujos de energía buenos para el ser humano, sobre todo el 21 de marzo, cuando empieza la primavera y los días son tan largos como las noches, lo que llaman equinoccio. O sea, de por sí la gente va; no es por la Cumbre Tajín. Así que el visitante llega y de inmediato es atraído por la Pirámide de los Nichos, frente a la Plaza del Arroyo; los nichos son una especie de ventanas del edificio; le dicen al visitante que son tantas como los días del año y se ve tentado a contarlas… pero no lo hace. La pirámide no es demasiado grande, sí poderosamente atractiva y, claro, es el alma del Tajín. Los juegos de pelota suman 17, como en ningún otro sitio del continente; y puede haber más, ya que alrededor hay numerosos montículos cubiertos por la falta de financiamiento gubernamental. De hecho, en 1992 la UNESCO distinguió a la zona como Patrimonio de la Humanidad, abarcando mil 221 hectáreas propias de la investigación, pero ni así, a los empresarios les vale madre. Sólo se ha descubierto del diez al veinte por ciento, afirma Francisco Xochihua, custodio del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

8. La gota de agua

Pronto se supieron las inversiones de empresarios como el gobernador priísta Miguel Alemán y el diputado perredista Bonifacio Castillo, quienes compraron terrenos alrededor del área. ¿Su idea de desarrollo?: un emporio turístico con lujosos hoteles y restaurantes, centros comerciales, servicios transnacionales, inclusive casinos, con su natural consumo de drogas, alcohol y prostitución. Organizaciones civiles, antropólogos e historiadores denunciaron que este tipo de desarrollo más perjudica que beneficia a Papantla y a los indígenas, pues se destina a los mismos empresarios, a gente rica, y las inversiones se concesionan a capitalistas de otros estados o del extranjero. Aseguran que sólo beneficia a los dueños de los grandes restaurantes, hoteles, líneas de transporte, agencias de viajes, etc.; así como a compañías que manejan tarjetas de crédito para viajes, bienes y servicios.

9. Invasión de transnacionales

Sobre todo, el turismo se diseña para las empresas transnacionales: Cuando un ciudadano estadounidense decide tomar vacaciones en algún destino mexicano, hace la reservación con American Express, compañía que también usaría para pagar y que lo acomodaría en un vuelo de American Airlines, expidiéndole cheques de viajero con los cuales rentaría un auto Hertz para trasladarse al Hotel Sheraton, donde haría sus consumos de alimentos y playa para después irse a divertir a Hard Rock. Entonces las supuestas divisas realmente no benefician al país, indica Daniel Olivares, analista, consultor y director del corporativo turístico Cecomex. De tal forma que no existe ni existirá la supuesta derrama económica que beneficie a la gente de la región, sino al contrario, las comunidades aledañas serán desplazadas a otros sitios para convertir el lugar en centros comerciales y fraccionamientos de lujo. Incluso los empresarios de Poza Rica, quienes acaparan el turismo de Papantla, también verán afectados sus actuales negocios, por lo que buscarán participar de tal emporio.

10. Absurdo desarrollo económico

El estado de Veracruz tiene extensos litorales; abundante biodiversidad; tierras fecundas; importantes ríos y precipitaciones de agua; cantidad de yacimientos petroleros; bosques y selvas; etc. Es absurdo vivir pobremente. Sin embargo, no se puede trabajar porque las riquezas están en pocas manos de ricos empresarios y latifundistas, o comprometidas para pagar la deuda externa, por ejemplo. Más aún, el abandono del gobierno indica que están reservando estos recursos para inversionistas extranjeros. Entonces, sólo quedan las migajas del desarrollo turístico y los proyectos tipo Cumbre Tajín, absurdos como la miseria. Los eventos como "Cumbre Tajín", afirma el investigador Felipe Echenique, son meramente comerciales, degradan las culturas indígenas y sólo benefician a grandes empresarios que invierten en servicios e infraestructura, a costa del presupuesto público. Los indígenas, los más afectados. Esta privatización es fruto de los lineamientos neoliberales del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, a saber: la devastación social, caracterizada por el desempleo y la pobreza extrema, de modo que cualquier inversión extranjera sea bienvenida como gota de agua en el desierto... eso son los proyectos turísticos, muy lejos de ser ríos de agua viva.

11. Lo que faltaba

Y e n Papantla se complica porque ahora los totonacas también son explotados por lo que faltaba: los indígenas de su propio pueblo, ladinos perredistas que manipulando el movimiento indigenista nacional, llegaron al poder mediante el sistema de partidos, para instalarse con niveles de corrupción que superan todo lo conocido. Ahora nos toca robar, es la actitud revanchista que contagian al hermano totonaca. Desde luego, desprestigian la lucha de los pueblos indios de México, pues no les interesan los problemas nacionales; quieren el poder a toda costa; y avalan al gobernador para que ignore la corrupción, que sólo en el primer semestre de la administración ya sumaba 15 millones de pesos –declaró el ORFIS en noviembre del 2001. Más aún, el entonces diputado perredista Bonifacio Castillo, indígena, ex presidente de Papantla, también se deslindó del asunto.

12. Segunda Cumbre Tajín: los muertos

Cumbre Tajín se llamó el segundo evento. Durante los preparativos, la empresa "Andamios Atlas" instaló las gradas de los espectadores, y para probar su resistencia el gobierno subió a 500 policías como si fueran sacos de arena, desplomándose las estructuras. Las primeras noticias informaron que doce policías murieron al caer desde doce metros de altura, sin embargo, los reportes oficiales dijeron un muerto. Además, se invirtieron 150 millones de pesos en el evento, el más costoso de Latinoamérica y tres veces más caro que el Festival Cervantino, representando en tres días el presupuesto anual del municipio. Días antes, organizaciones de Papantla levantaron firmas y se manifestaron en contra del evento ante 10 mil participantes del Tercer Congreso Nacional Indígena, en Michoacán. Y el mero día, hicieron una marcha de unas 600 personas, sobresaliendo los indígenas de la Central de Organizaciones Campesinas y Populares (Cocyp) procedentes de municipios de la sierra del Totonacapan. Pero la marcha no llegó a las pirámides porque 1,500 policías cerraron el paso, fuertemente armados, provistos de perros, caballos, y el traca-traca de un helicóptero que sobrevolaba. Entonces vino el mitin. Y llegaron de Veracruz unos cincuenta trabajadores del INAH, que tampoco lograron pasar a las pirámides.

13. ¡Bajen esa manta!

Trascendió que Tomás Trujillo, Jefe de Seguridad del INAH fue a decirles muy molesto a los custodios del INAH: Bajen esa manta. Los custodios respondían, No bajamos nada. Yo personalmente la voy a bajar, respondió Trujillo. Si la bajas te damos tus madrazos, le dijeron. Voy a hablarle a Daniel Goeritz (Director del INAH-Veracruz), amenazó. Hazle como quieras, respondieron los custodios. Así que Trujillo tomó la radio y en frente de los custodios se comunicó: No me dejan bajar la manta, se quejaba. ¡A ver cómo le haces, dijiste que tú podías!, se escuchaba a Goeritz. Es que son muchos y me van a pegar, respondía Trujillo. ¡Vete por un notario y baja de inmediato esa manta! Entonces, entre las risas Trujillo fue por el notario, y cuando llegó ya no estaba la manta. ¡Quién bajó la manta!, exclamó. No sabemos , respondieron los custodios. Así que Trujillo se retiró con su notario, le pagaría sus honorarios y cuando regresó, los custodios ya habían puesto otra vez la manta que decía: No a la Cumbre Tajín.

14. "Disney Tajín"

Apenas terminaba el evento, el 30 de marzo del 2001 se publicó un decreto presidencial que protege las 1,221 hectáreas de zona arqueológica. Desde entonces Alemán tiene agruras. Mientras intenta que se derogue el decreto, avanza en los hechos: De manera paralela a Cumbre Tajín, inició un portentoso proyecto de infraestructura llamado "Primavera Nichos Tajín", sobre vestigios de una antigua zona habitacional todavía cubierta por la maleza de 800 años. El proyecto tenía toda la cara del Plan Puebla-Panamá, y era de hacer grandes escenarios enclavados en los cerros contiguos a las pirámides, concavidades que según esto semejaban grandes nichos. Se construirían servicios de agua y tratamiento, energía; emparejamientos, caminos y transportes, en 100 hectáreas que rebasarían el área de las pirámides descubierta al público, convirtiendo a la zona arqueológica en una especie de "Disney Tajín". Para ello, Alemán comenzó devastando árboles y vestigios arqueológicos, pero los custodios del INAH denunciaron los hechos y al fin se suspendió el proyecto en enero del 2002.

15. A contrapelo de la ley

Molesto, Alemán ya se había orillado en el "Parque Temático", donde están las oficinas administrativas de "Cumbre Tajín", y donde instalan cientos de casas de campaña para los visitantes durante el evento: ahí construyó sus escenarios. Como el INAH impidió las excavaciones, argumentando que toda el área protegida son vestigios, Alemán hizo tremendo terraplén, levantando el nivel del suelo para cimentar sus edificios y según él no dañar los vestigios, que en realidad quedaron aplastados por esos monumentales sepulcros, junto con el decreto presidencial. Todo, a contrapelo de la ley. Y todavía dijeron a la prensa que luego de 50 años, los arqueólogos podrán tumbar las edificaciones y continuar con sus estudios del pasado. Entonces, ahí se realizarían eventos de la tercera Cumbre Tajín; y el resto del año nada, salvo una consulta del gobierno sobre lenguas indígenas. Luego, quisieron alojar la fiesta de Papantla, el Festival Xanath, pero el pueblo protestó. De cualquier forma, los elefantes blancos siguen comiéndose el erario mientras continúen las obras.

16. Función del INAH

Las autoridades de los Estados y Municipios cuando decidan restaurar y conservar los monumentos arqueológicos lo harán siempre, previo permiso y bajo la dirección del INAH. Asimismo (…) cuando resuelvan construir o acondicionar edificios para que el INAH exhiba los monumentos arqueológicos e históricos, dice el artículo 7° de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas. Más adelante, el artículo 30 reza: Toda clase de trabajos materiales para descubrir o explorar monumentos arqueológicos, únicamente serán realizados por el INAH o por instituciones científicas o de reconocida solvencia moral, previa autorización. ¿Como las constructoras? se pregunta uno. Cabe señalar que el artículo 28 dice: los monumentos arqueológicos son aquellos de las culturas prehispánicas, anteriores a la llegada de los españoles; mientras el artículo 35 distingue como históricos los posteriores.

17. Los custodios

Ahora bien, suman 32 los custodios que resguardan la zona arqueológica como empleados sindicalizados del INAH. Ellos han tomado en serio su función de supervisar y proteger la zona, exaltando también sus protestas mediante marchas, plantones, foros, denuncias ante los medios de comunicación, volantes, manifiestos; inclusive presentan amparos y demandas ante las autoridades judiciales, que por supuesto nunca proceden, no obstante que el artículo 47 de la citada Ley Federal establece: Al que realice trabajos materiales de exploración arqueológica, por excavación, remoción o cualquier otro medio, en monumentos arqueológicos inmuebles, o en zonas de monumentos arqueológicos, sin autorización del INAH, se le impondrá prisión de uno a diez años (…). Y el artículo 52: Al que (…) dañe o destruya un monumento arqueológico, artístico o histórico, se le impondrá prisión de uno a diez años y multa hasta por el valor del daño. Es decir, los custodios se toparon con la impunidad.

18. ¿Se trata de apoyar a Alemán?

Ante las protestas, el ayuntamiento intentó organizar una asociación civil que representara a la sociedad en torno a Cumbre Tajín, según el artículo 1° del Reglamento de la misma Ley: El instituto competente organizará o autorizará asociaciones civiles, juntas vecinales o uniones de campesinos, que tendrán por objeto: I. Auxiliar a las autoridades federales en el cuidado o preservación de zona o monumento determinado; II. Efectuar una labor educativa entre los miembros de una comunidad, sobre la importancia de la conservación y acrecentamiento del patrimonio cultural de la Nación; III. Promover la visita del público a la correspondiente zona o monumento; IV. Hacer del conocimiento de las autoridades cualquier exploración, obra o actividad que no esté autorizada por el Instituto respectivo; y V. Realizar las actividades afines a las anteriores que autorice el Instituto competente . Sin embargo, los ciudadanos preguntaron a los funcionarios: ¿Se trata de apoyar a Alemán? Y al fin nada se hizo. Entonces, las organizaciones combativas se unieron en un Frente Regional en Defensa del Patrimonio Cultural.

19. Los milagros del plebiscito

El 26 de agosto del 2001, el capricho de Alemán alcanzó lo insospechado cuando organizó su plebiscito para dar a Cumbre Tajín una apariencia de respaldo popular, gastando casi 50 millones de pesos. Preguntó primero sobre acciones que de por sí son obligación suya, induciendo a responder afirmativamente hasta llegar a la pregunta cinco, la que le interesaba. En resumen, las preguntas fueron: 1) ¿Debe ser más eficiente la justicia? 2) ¿Se debe crear un órgano promotor de la cultura indígena? 3) ¿Se deben gestionar más recursos para los municipios? 4) ¿Se debe supervisar e informar sobre la nucleo-eléctrica de Laguna Verde? Y la 5) ¿Se debe promover la Cumbre Tajín? El investigador del INAH Fernando Miranda apunta que l a consulta fracasó de pe a pa. Las cifras preliminares de los votos apuntaban un 7% del padrón electoral, mas los resultados oficiales las elevaron al 17%. En distritos como Coatzacoalcos y San Andrés Tuxtla, reportaron votaciones superiores a las que obtuvo el mismo gobernador, o Fox y Labastida en el 2000. Y se sabe que algunos muertos salieron a votar ese día.

20. Tercera Cumbre Tajín: que pasen

Cumbre Tajín 2002, Encuentro de los Sentidos, se llamó el tercer evento. La estrategia del gobierno cambió, pues no opusieron resistencia a la manifestación, escoltando incluso la marcha con agentes de tránsito, y miles de policías fuertemente armados no impidieron la entrada a las pirámides. Entretanto, el gobierno del estado valoraba la marcha con sobrevuelos en helicóptero. Desde arriba vieron más de mil manifestantes preparados para una ceremonia: traían

instrumentos musicales, ornamentos, incienso, cantos, bailables… y así llegaron hasta la Pirámide de los Nichos. El rito duró más de una hora, contrastando con los eventos artificiales del gobierno, pues era genuinamente indígena.

21. Los franceses

Al impedirse los espectáculos tipo Televisa en las pirámides, el gobierno impuso un espléndido espectáculo de luz y sonido: En fechas cercanas al tercer evento, hombres y mujeres cruzaban apresurados la zona arqueológica, comunicándose con audífonos y debidamente uniformados, unos rubios, otros negros, instalados en casas prefabricadas y en medio de ostentosa tecnología. Eran los técnicos del francés Yves Pepin, famoso por sus espectáculos de luz y sonido en París, Barcelona y otros lugares del mundo. Ahora estaba en Papantla, quizá traído por la esposa de Miguel Alemán, también francesa: Christiani quién sabe qué. El espectáculo era sin duda fabuloso, reconocen los investigadores, y baratísimo para su costo real, aunque caro para el pueblo: los boletos que debieron costar unos 4 mil pesos, costaban 180; y la mitad de ellos eran cortesía para asegurar la asistencia. Cualquier empresario habría fracasado sin el subsidio de nuestros impuestos; porque los empresarios inversionistas no pierden, tampoco Alemán, todo lo paga el pueblo.

22. Carlos Montemayor

La narración que usó Pepin también era notable, escrita por Carlos Montemayor, quien de seguro ignoraba el daño cultural que hacían con su trabajo en beneficio de empresarios y extranjeros, a costa de los mexicanos. E ignoraba que estos eventos se suspendieron hace veinte años por los perjuicios que causaban la vibración de los sonidos, así como el peso de las estructuras, carpas y reflectores proyectados en estucos, el tránsito de pesados camiones, los juegos pirotécnicos, las fumigaciones, el daño visual, etc. Pero suponga usted mal que todo eso es bueno: ¿No se puede en México montar un espectáculo así? ¿Tienen que venir franceses a decirle al indígena cómo moverse en el escenario? El "emperador" Alemán no ve la burla que eso significa para la historia de este pueblo, pues seguramente se siente ajeno.

23. Emociones fuertes

La iniciativa privada no ve otra cosa que el negocio. Y en el Tajín están mezclando turismos de contraria índole, pisoteando el sentido común. El turista del Tajín busca la historia, la identidad cultural; no viene a espectáculos de televisión o eventos que encuentra en su lugar de origen. Más aún, se fomenta el turismo para clases ricas que buscan emociones fuertes como casinos, droga, prostitución, etc., dejando la arqueología en segundo plano, como simple escenario de actividades ajenas al lugar, digamos rock en inglés, salseros japoneses y cosas así, que tampoco satisfacen pues para eso existen mejores espacios. Esta ceguera empresarial sólo puede venir de una ambición desenfrenada. El resultado es un rotundo fracaso en todos los sentidos. Además, se viola el Acuerdo Federal de 1977: (…) las zonas de dichos monumentos, bajo la responsabilidad del INAH, no serán utilizados por ninguna persona física o moral, entidad federal, estatal, o municipal, con fines ajenos a su objeto o naturaleza (…). Pero, las leyes para qué.

24. Esto es un fraude

Un folleto del tercer evento decía: Música, danza, deportes de aventura, temazcales, talleres, terapias alternativas, gastronomía y artistas nacionales e internacionales se funden (…). Los días y las noches estarán llenos de actividades, atracciones y espectáculos para todos los gustos (…). Déjate guiar por tus impulsos y atrévete a vivir la emoción que te ofrecen el rafting (aparece una lancha inflable en aguas rápidas de quién sabe donde), el rappel (escalar), la bicicleta de montaña, la tirolesa, las caminatas y los paseos entre manglares (…). La majestuosa zona arqueológica del Tajín se abre a propuestas de vanguardia donde la magia de los instrumentos tradicionales se mezcla con la fuerza de las expresiones musicales contemporáneas. Además, disfruta muestras de arte contemporáneo, exposiciones, conferencias – aún no dice que bacanales–. Claro que cuando el ansioso visitante llega a la inmensa quietud del Tajín, voltea preocupado alrededor y revisa su folleto… Bah, esto es un fraude.

25. No al circo

Ante tales expectativas, el indígena hace cuanto puede para llamar la atención, modificando incluso sus ancestrales costumbres, señala Francisco Jiménez, miembro del citado Frente Regional. Por ejemplo, los voladores de Papantla ya no trepan por un palo natural, medio chueco, que traían del monte en solemne ritual; ahora es un tubo de PEMEX fijo, con escalones y más largo para dar más vueltas. En efecto, los cuatro voladores ubicados en puntos cardinales ya no dan trece vueltas para sumar 52, los años del siglo indígena; ni se trata ya de pedir la lluvia, sino limosnas a su término. Y el caporal que mero arriba dirige bailando con su flauta, ahora baja por la cuerda, no sin detenerse para solicitar aplausos con una pirueta. Y así, en danzas y ritos los indígenas son usados como perritos amaestrados de un circo: ahora baila, ahora brinca, canta, grita, ahora corre…

26. Identidad nacional

Los sitios arqueológicos deben convertirse, más que todo, en sitios pedagógicos, vivos y pertenecientes a las propias comunidades. Es reprobable que algunos lleguen a la comercialización del sitio. Eso es como si les arrancáramos todo su sentido de ser: son santuarios, lugares sagrados, que pertenecen a la historia general de todos, no de quienes sólo buscan su explotación económica, afirmó el antropólogo guatemalteco Carlos Navarrete, en el IV Congreso Centroamericano de Antropología, el 25 de febrero del 2002 en Jalapa, Ver. Además, La cultura, cuando se convierte en patrimonio compartido por los habitantes de un país, fortalece el sentimiento de pertenencia, nutre sanamente el orgullo nacional, refuerza la identidad, favorece la cohesión social y hace más eficaz la defensa de lo propio, afirmó Humberto Musacchio, en un foro de la Cámara de Diputados sobre reformas del estado en materia de cultura, el mismo día.

27. Un patronato privado

Para el 2003, Alemán vuelve a cambiar su estrategia: Se anunció que un patronato privado organizaría la "Cumbre Tajín", en colaboración con el Gobierno del Estado. Este patronato se encargaría de privatizar con fines de lucro el patrimonio cultural de todos los mexicanos, violando las leyes y los acuerdos federales. ¿Quienes resultaron ser los integrantes? Basta mencionar a la familia del empresario Francisco Patiño, pulpo camionero que controla casi todo el transporte público de Papantla, Poza Rica y la región, con fuertes intereses en el periódico Noreste, y quien en el 2002 desalojó con lujo de violencia una huelga legítima de los trabajadores de Transportes Papantla, gozando de total impunidad.

28. Un tal Lupe

Por otro lado, el gobierno ha tratado de dividir a las comunidades manejando a un líder priísta que se autonombró consejero de la región, José Guadalupe González, un cacique político avalado por el ayuntamiento, que da y condiciona los apoyos de gobierno por encima del agente municipal. Afirma que el capricho de los custodios no deja que Alemán trabaje, ignorando que son disposiciones federales. Luego, obtuvo cartas donde los agentes municipales apoyan la Cumbre Tajín, adjuntando firmas de otras asambleas ordinarias; y no conforme, formó una asociación civil. Por fortuna, la gente comenzó a deslindarse. Igualmente, los pobladores son presionados a vender sus terrenos, o para que se opongan al decreto y no Alemán; por su parte, el ayuntamiento calumnia a los custodios en la prensa y en la radio. Es probable que se busque sustituir a estos custodios del INAH por policías, como en el Museo Nacional de Antropología.

29. Cuarta Cumbre Tajín

En la primavera del 2003 vino el cuarto evento: Festival de las Identidades, cuyo espectáculo de luz y sonido se llamó Luces y Voces del Tajín, con gente acarreada de las comunidades. Las protestas aumentaron: Más de mil indígenas, campesinos, estudiantes, investigadores y más gente del pueblo se manifestaron de nuevo con una marcha, al tiempo que otro tanto de policías les impedían pasar a las pirámides; pero luego de 90 minutos tuvieron que permitir el paso a la zona, donde los manifestantes realizaron un acto ceremonial. Ahora participaron más organizaciones de otros estados como Oaxaca, Puebla, Zacatecas, Jalisco, DF, etc. Y se organizaron eventos festivos y culturales, con música, bailables, comida regional, talleres de cerámica, etc.; entretanto, el gobierno buscaba boicotear contratando gente para cualquier cosa. Y más tarde, del 25 al 31 de Mayo, organizaciones locales hicieron otro evento similar denominado Lipaxawan. Así, la conciencia de la comunidad ha ido despertando: empieza a ver que será relegada a empleos de servidumbre, no obstante las promesas del gobierno, siempre incumplidas; y ya ve que será desplazada por lujosos fraccionamientos, hoteles y tiendas extranjeras, inaccesibles a indígenas y campesinos.

30. Protestas a nivel nacional

Por lo menos tres acciones han parecido necesarias:

· VÍA ORGANIZATIVA.- Promover asociaciones civiles en defensa del patrimonio cultural, autorizados por el INAH con base en el artículo 2° del Reglamento Federal citado.

· VÍA POLÍTICA.- Denunciar la privatización arqueológica a nivel nacional e internacional, como medida de presión y para que las comunidades midan la magnitud del asunto.

· VÍA JURÍDICA.- Exigir que se eleve a rango constitucional el artículo 27 de la Ley Federal de Monumentos, que dice: Son propiedad de la Nación, inalienables e imprescriptibles, los monumentos arqueológicos muebles e inmuebles.

Para este fin, las organizaciones del Frente Nacional en Defensa del Patrimonio Cultural se dieron a invitar más organizaciones solidarias contra la Cumbre Tajín, como los ejidatarios de Atenco; a los ecologistas que defienden el Casino La Selva de Cuernavaca; a las organizaciones que defienden el centro histórico de Oaxaca; a la Alianza Nacional contra el Plan Puebla-Panamá; al Movimiento Ciudadano Coyutleco; al Frente Zapatista de Liberación Nacional (FZLN); a la Central de Organizaciones Campesinas y Populares (Cocyp); al Movimiento Agrario Independiente Zapatista (MAIZ); a organizaciones campesinas de Ixhuatlán de Madero; al sindicato del INAH; a los estudiantes de la ENAH; al Congreso Nacional Indígena (CNI); al Pacto Indígena Veracruzano (PIV); entre otras.

31. Tula, el siguiente negocio

El negocio es tal con el gobierno, que los organizadores de Cumbre Tajín ya empiezan a buscar otros sitios arqueológicos para sus eventos comerciales, como en Tula, Hidalgo –según el periódico Reforma del 19 de mayo del 2003–: " La empresa mexicana Sistema de Información Logística (Silog), presidida por Gastón Melo, director de Cumbre Tajín, planea un cine con pantalla de 180 grados dentro del sitio, producir audioguías electrónicas en varios idiomas y construir un parque temático ( Aldea Tolteca) a un kilómetro del área monumental, donde los empresarios podrán trabajar mientras sus familias visitan el sitio arqueológico." Aunque aclaran que ya no será con recursos del pueblo: Nos hemos acercado al INAH, pero necesitamos resolver lo financiero para no pedir de su presupuesto. Silog, informó el empresario, obtendrá recursos privados, administrados por un patronato, porque: No queremos depender del Gobierno federal, ni del local. Jacinto Chacha, director del Centro INAH-Hidalgo, aclaró: Espero que alguien se responsabilice, porque Silog vende proyectos, pero no los lleva a cabo. Y falta que la sociedad civil lo permita.

32. Cambio de estructuras

De modo que, si la sociedad civil lo permite, en la segunda mitad de este año 2003, empezará otro proyecto capitalista y neoliberal, de empresarios y para empresarios opresores del pueblo pobre, violadores de la cultura, la política y la economía de los mexicanos. Se trata de un proyecto que entre todos debemos detener. Desde luego, estimado lector, no es por oponerse a todas las iniciativas y alternativas que presenta el gobierno, sino simple coherencia en el decir, el hacer; y pues negar un elemento de una estructura o sistema social, nos lleva inevitablemente a negar los demás, o se cae en una contradicción. Más aún, la indiferencia por apatía o desinformación avala la organización establecida; se requiere un posicionamiento firme, conciente y definido ante la realidad que se busca transformar. ¢

Julio del 2003. Papantla, Ver. México

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

bo -

bobos los de la pagina web
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

tonto -

son unos tarados
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres