Blogia
HHR - NEWS

Denuncian la detención en Matamoros de una activista de la otra campaña

 
Hermann Bellinghausen / La Jornada
 
La policía la arrestó en un plantón frente a la presidencia municipal de la ciudad
Exigían la presentación de José Rafael Sánchez Martínez, quien está desaparecido

 
En Matamoros, Tamaulipas, fue detenida la abogada Luz María González Armenta, quien pertenece al organismo Defensa y Promoción de los Derechos Humanos Emiliano Zapata, de esa ciudad. Los hechos ocurrieron estando en un plantón frente a la presidencia municipal, denunció el colectivo Luicio Blanco desde Ciudad Victoria.

Según testimonios de otros colectivos independientes que pertenecen a la otra campaña, lo mismo que González Armenta, "despues de un tiempo salió un hombre de la presidencia respaldado por policías, quienes le pidieron a la compañera que se retirara del lugar, manifestando como siempre que (esos plantones) daban 'mal aspecto'".

Al exponer la abogada "que la ley nos permite manifestarnos libremente por cualquier parte de nuestro país", los policías "procedieron a desmantelar y romper las mantas y a forcejear para subir a nuestra compañera por la fuerza a una patrulla de la policia preventiva".

El motivo de la protesta pública desmantelada con violencia por la alcaldía y la policía de Matamoros era exigir la presentación con vida del señor José Rafael Sánchez Martínez, "quien se encuentra desaparecido, luego de ser obligado por los policías preventivos Eliseo León Olmos y Rodrigo González Martínez, a subirse a la patrulla 224 el día 30 de enero, y hasta la fecha no se sabe su paradero". Este viernes participaban en el plantón los familiares del desaparecido Sánchez Martínez. Su madre, al ver la agresión contra la defensora, "sufrió un desmayo, y los policías la subieron casi arrastrando a la patrulla, para que después llegara la Cruz Roja y la llevara al hospital".

Según miembros del grupo Jóvenes libertarios, también de Matamoros y de la otra camapaña, "los cargos que se imputan a la "detenida" son de "agresión física y verbal a la autoridad". El colectivo Lucio Blanco afirma: "sabemos que esto es sólo una artimaña más de la presidencia municipal para no tener más momentos bochornosos con nuestra compañera, que siempre ha estado destapando las arbitariedades de los ediles".

En una entrevista, el inefable presidente municipal priísta Baltazar Hinojosa, "la tachó de revoltosa y mala litigante, y dijo que ya no iba a permitir que la dejaran salir", añade la denuncia.

Además de adherente a la Sexta declaración de la selva Lacandona, la organización de derechos humanos donde trabaja la abogada Martínez Armenta "atiende demandas de las personas no escuchadas por el gobierno municipal de aquella ciudad fronteriza". Es decir, migrantes, trabajadoras sexuales, activistas perseguidos, pescadores, esclavos de maquiladoras, que también son mexicanos.

Desde la capital de Tamaulipas, el colectivo Lucio Blanco anuncia que se mantendrá atento "por si le llegan a dictar algún auto, y si es preciso acudir a Matamoros, como la otra campaña en Tamaulipas, para exigir la libertad inmediata de la compañera, que siempre ha estado en pro de la defensa de los que menos tienen y sabemos que haría lo mismo con cualquiera de nosotros".

Cabe recordar que el pasado 18 de enero fue asesinado en Matamoros el activista José Ernesto Leal, militante de la comunidad gay, quien vivía amenazado y hostigado por policías locales. Leal también pertenecía a la otra campaña y luchaba en defensa de la represión permanente y corrupta que sufren las minorías sexuales en la muy tremenda ciudad a orillas del río Bravo, aquejada por el narcotráfico y casi dominada por delincuentes.

Con infundada ligereza, la policía ministerial estatal habló entonces de "crimen pasional". La otra campaña de Tamaulipas sostiene desde entonces: "no permitiremos que se hable de crímenes pasionales ni notas amarillistas y homofóbicas, para intentar ocultar que un luchador social fue asesinado".

También la defensora de derechos humanos detenida ayer es, sin duda, una persona "incómoda" para las autoridades locales. Ese es su trabajo. Es legal y humanitario. Ahora la persiguen por ello.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres