Blogia
HHR - NEWS

NO al secuestro de la orca bebé, exigimos a Semarnat

 

No se puede mostrar la imagen “https://hoyhayresistencia.blogia.com/upload/externo-42b5907cb887d03f1c048f28b38a6953.jpg” porque contiene errores.
Orca en estado natural. 

 

 

Greenpeace México.

18 de abril 2007 

Ciudad de México, México — Una orca con apenas dos semanas de vida podría quedar condenada a pasar el resto de su vida en cautiverio. Luego de quedar varada en la Bahía de Mantanchén, en San Blas, Nayarit, las autoridades de Medio Ambiente permitieron su traslado al delfinario “Dolphin Adventure” en Nuevo Vallarta, con el argumento de que ahí sería atendida. Pero de inmediato comenzó una rebatinga entre delfinarios que pretenden apropiarse de este ejemplar, incluido el parque estadounidense Sea World.

Si las autoridades de la Dirección General de Vida Silvestre de Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) permiten la exportación de la orca a Sea World violarán la ley, pues tolerarán el tráfico de especies marinas, alertaron las organizaciones Conservación de Mamíferos Marinos (Comarino) y Greenpeace México.

“La orca bebé es un animal silvestre. En cuanto se restablezca debe volver a su ambiente natural. De lo contrario, ¿qué diferencia habría entre morir varada o pasar las próximas décadas nadando en círculos en un pequeño espacio? Es inaceptable que se trafique con ella”, dijo Yolanda Alaniz, vicepresidenta de Comarino.

Actualmente, el delfinario “Dolphin Adventure” recolecta firmas para presionar a la Semarnat a fin de que autorice el permiso de exportación a las instalaciones de Sea World, empresa que obtendría ganancias por millones de dólares gracias al confinamiento de la orca.

“El traslado mismo pone en riesgo a la orca. Todas las investigaciones demuestran que la mortandad más alta se presenta durante o después del transporte de cetáceos. Esto se debe al estrés que sufren los animales. Lo que aquí queda en evidencia son los intereses económicos de las empresas involucradas”, afirmó Alejandro Olivera, coordinador de la campaña de océanos de Greenpeace.  

De hecho, muchas empresas provocan el varamiento de animales para disfrazar su captura, tras lo cual se proclaman como sus salvadores y los llevan a un cautiverio de por vida. Esto no puede ser permitido en un país como México, que ha conformado una política de conservación de mamíferos marinos.

Comarino y Greenpeace México pidieron la pronta intervención de la Profepa, para que aplique la Ley General de Vida Silvestre y no tolere la salida de esta orca a Estados Unidos. Además, ambas organizaciones exigen a la Semarnat que ponga fin a estas prácticas que, lejos de permitir la conservación de especies en México, promueven el tráfico ilegal de animales.
 
 
by. Greenpeace Mexico.
(Comunicado íntegro) 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres