Blogia
HHR - NEWS

Comunicado del PDPR-Ejército Popular Revolucionario

 

 AL PUEBLO DEL VALLE DE MEXICO.
AL PUEBLO DE MÉXICO.
A LOS PUEBLOS DEL MUNDO.
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN NACIONAL E INTERNACIONAL.
A LOS ORGANISMOS DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS.

HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS.

Desde nuestras trincheras de lucha les hacemos llegar un saludo revolucionario a nuestro pueblo que con su esfuerzo, su cariño, su lealtad, y solidaridad nos ha cobijado a lo largo de esta ardua tarea revolucionaria, así mismo vaya un saludo combativo a nuestros compañeros militantes y combatientes con el motivo de nuestro aniversario de partido el 1 de mayo y el 18 del mismo de nuestro ejército (PDPR-EPR) que en donde quiera que se encuentren se esfuercen en ser cada día más capaces para cumplir con dignidad las tareas que les han sido encomendadas, recordando que el revolucionario es un transformador social por excelencia.

El distrito federal y zonas conurbadas son una caja de resonancia de la situación económica, política y social que existe en el país. Dado que en el D.F. se encuentran asentados los Poderes de la Unión, llegan hasta él de todo los confines del país, organizaciones sociales y políticas con la falsa esperanza de que el gobierno federal les resuelva problemas que en sus estados no les han resuelto; llegan estudiantes deseando encontrar un lugar en la UNAM, si no en la UAM o ahora en la UACM; profesionistas con ansias de adquirir una maestría o un doctorado para mejorar sus salarios de hambre, comerciantes que buscan mejores precios para su mercancía, campesinos despojados, o cuya tierra no da más por el exceso de utilización de mata hierba y fertilizantes o porque los hijos ya emigraron antes al ver que a pesar de pasar días, meses, años sobre el surco, el padre no logra salir adelante y hoy envejecido y enfermo no le queda más que abandonar la tierra y arrimarse con los hijos en la ciudad.

Porque el Valle de México es una de las regiones geográficas y económicas en donde la miseria y el despojo de campesinos y trabajadores del país han hecho que lleguen cargados de la ilusión de encontrar una mejor vida pero, se encuentran con otro tipo de miseria, la miseria urbanizada a golpe de reprivatizar la tierra y de la creación de maquiladoras con salarios de hambre. Los miserables del campo llegamos, la mayoría, para convertirnos en los pobres de las colonias que rodean la ciudad de México y acostumbrados a tener aunque sea un pedazo de tierra donde vivir, se cae en las redes de los antorchistas del PRI con quienes quedas comprometido de por vida o en manos de ambiciosos fraccionadores o lo que es peor, sin dinero para comprar un terrenito, en las ruinosas vecindades llegando a conocer otro tipo de promiscuidad donde corren más peligro los hijos pequeños y jóvenes, no se diga, las hijas.

Ya aquí, a buscar trabajo y ¿qué es lo que se encuentra? Que casi en todos pagan quinientos pesos a la semana y si no alcanza, pues a ayudarse con el comercio informal o de plano entrarle. Y una diferencia, si vives en el DF la renta es más cara que a los alrededores, pero hay más clínicas y escuelas y trabajo, aunque sea como peón de albañilería en la construcción de los puentes o del metrobús o en las casas y edificios que no dejan de construirse y en los alrededores más maquila, más explotación.

Pero aquí estamos y casi ninguno de nosotros es obrero de fábrica porque es donde menos pagan cuando apenas entras y los que sí lo son, no nos pueden ayudar a entrar a trabajar porque cada vez hay más despidos, menos lugares y el pago ya es por honorarios, ya no toman en cuenta la antigüedad, el escalafón y a pesar de eso se tiene que cuidar más el lugar porque en un descuido en el próximo despido vas tú también, la oligarquía perjudica conquistas históricas de los trabajadores, muchas de ellas logradas a base de sangre, como consecuencia de la legalización de los contratos eventuales, afectando también el salario, las prestaciones, las pensiones, entre otros muchos derechos con los que el trabajador contaba.

En fin, que las cosas están difíciles aunque subsidien la leche y la tortilla porque eso es nada más para un rato y ¿después? qué vamos a hacer después . . .más que seguir organizándonos, continuar con la protesta, las marchas, el convencimiento de los que están a nuestro alrededor. Que simpatizas o perteneces a la APPO ¡adelante! Que es con López Obrador, ¡adelante! Que vienes con los del Diálogo Nacional, ¡muy bien! Que eres de la UNT, bien, también, que trabajas en CFE,¡en punta, compañeros! Que estamos en la otra campaña ¡marchemos!, que perteneces a la CNTE ¡a enseñar no sólo en las aulas, también fuera de ellas!, que eres FNLS ¡no desmayen compañeros!, que somos campesinos, intelectuales, maestros, obreros, indígenas, amas de casa, estudiantes, comerciantes ... ¡marchemos! cualquiera que sea el nombre de la organización en que militemos no debe importar, lo que importa son los fines, los objetivos que queremos alcanzar y cómo lo estamos haciendo, eso es muy importante también porque para cambiar las condiciones en que vivimos tenemos que dar una lección de honestidad, de solidaridad, de respeto mutuo y enseñar, sí, enseñar a quienes son los líderes que se alinean y defienden nuestros intereses o se van, porque uno de los mayores obstáculos que estamos encontrando es que la mayoría de los líderes, no vamos a decir que todos, están cuidando sus puestos, quedando bien con el gobierno y no, compañeros, no se puede ser monedita de oro, (pa´ caerles bien a todos), defienden nuestros intereses y rompen con el tope salarial y la Ley Abascal que a los únicos que benefician es a los patrones, a la clase empresarial y al gobierno o que se vayan de una vez con los fascistas del PAN o con los de la derecha del PRI, pero que no obstaculicen la unidad de todos los que damos vida a nuestras organizaciones con nuestra presencia, nuestro apoyo y nuestras cooperaciones.

El papel que nos corresponde como trabajadores en las ciudad de México y las colonias que la rodean es la de prácticamente tapizar con volantes y boletines (aunque sean hechos a mano) las colonias, los centros de trabajo, los mercados, todo nuestro entorno, explicando por qué se lucha, contra quien se lucha, cómo se lucha para avanzar más en la organización de nuestro pueblo, hacer mítines en los tianguis, en las calles, donde quiera que tengamos acceso para explicar y enseñar que podemos vivir mejor si nos lo proponemos y que la unidad hace la fuerza y que si los líderes o quienes nos representan o los que están a la cabeza no luchan por la unidad, es que tienen ya intereses personales creados y compromisos políticos que desconocemos, la conducta de todos aquellos que han sido nombrados como representantes de una organización, sindicato, grupo, o partido debe ser recta, honesta, solidaria y transparente, si no es así compañeros, tenemos derecho a dudar de sus intenciones, si no trabaja por la unidad aunque no pertenezcamos al mismo gremio u organización, dudemos de su conducta, si no responde a nuestros intereses, preguntemos, aclaremos, dialoguemos, porque hay quienes se amparan diciendo que hay que presentarse “unidos” para que el gobierno no descubra nuestras debilidades pero en realidad lo único que hacen es defender sus intereses y no los nuestros.

Es necesario, aprender a ser solidarios, porque hasta eso ha querido robarnos el sistema capitalista, con todos los que vienen a manifestar sus inconformidades, protestar y demandar justicia, pero no sólo de palabra sino en la acción brindándoles desde agua, alimentos, posada, romper con actitudes egoístas y no decir como muchos: lo tuyo es mío y lo mío muy mío, respetar a las y los jóvenes que se han integrado a las manifestaciones y seguirán integrándose a los movimientos, romper con el desprestigio de los movimientos y enseñar para convencer con la actitud, porque si no tenemos una actitud correcta ante la vida, ¿cómo vamos a poder cambiar esta sociedad tan corrupta con valores morales tan trastocados? ¿cómo podríamos exigir consecuencia con nuestros principios? Ya basta de desprestigiarnos nosotros mismos y cerremos filas en el trabajo político y con las alternativas adecuadas.

Para cambiar una sociedad no sólo se necesita cambiar la estructura económica, es imprescindible cambiar los principio éticos que la rigen y la propuesta es empezar por nosotros mismos, por lo que hacemos un llamado al pueblo, a los activistas, a los partidos políticos que se dicen de izquierda, a las organizaciones, frentes y a todo el que quiera ayudar a cambiar esta sociedad para que nos ayudemos unos a otros a ser consecuentes para formar esa nueva sociedad que es posible. Hacemos un llamado a la unidad, a acabar con los protagonismos y a tener la humildad y consecuencia para reconocer que cada quien por su lado no logrará un cambio real y que sólo unidos podremos prepararnos para enfrentar la fuerza y el poder del Estado mexicano.

No podríamos terminar sin dejar de mencionar los siguientes hechos: Uno: la furibunda represión que se inició el 3 y 4 de mayo, del año pasado, por parte de las ASE y PFP brazos armados y organismos paramilitares del Estado mexicano hacia el pueblo de San Salvador Atenco en el estado de México que ha dejado un saldo de 5 presos de conciencia en el penal de Santiaguito y en el de máxima seguridad del Altiplano antes La Palma, y más de 20 libres bajo fianza, con quienes nos solidarizamos esperando poder algún día marchar unidos. Dos: que se conmemoró el Día internacional del Trabajo, nuevamente cada quien por su lado por lo que nos comprometemos para seguir luchando porque llegue el día en que marchemos juntos los que nos decimos luchar por una nueva sociedad de justicia democracia y libertad. Tres: que este Primero de mayo, cumplimos 11 años de habernos dado a conocer como Partido Democrático Popular Revolucionario PDPR, dando continuidad al Partido Revolucionario Obrero Clandestino “Unión del Pueblo” Cuatro: que la alharaca de la derecha por la despenalización del aborto en el ámbito local del Distrito Federal , ha sido una cortina de humo para las reformas a las leyes que criminalizan la lucha social e impide hacer uso de los derechos políticos como la Ley antiterrorismo, que se ha estado aplicando desde antes a los luchadores sociales. La derogación de la Ley de neutralidad lo que quiere decir que las tropas de EU podrán establecerse dentro de nuestro territorio, para agredirnos y agredir a los pueblos hermanos de Cuba, Venezuela o Colombia, o en caso de “amenaza terrorista, de amenaza a la seguridad del país”, México deberá intervenir en donde sea necesario también, leyes que benefician la conformación del país que la derecha está impulsando. Quinto: como la frontera de EU “termina” en la frontera sur de México, según el gobierno panista, el denigrante trato que el gobierno mexicano continúa dando a los emigrantes centro y sudamericanos, al aprobar el artículo 139 del código penal federal, porque ahora nuestras prioridades como nación son las mismas que las de Estados Unidos y el gobierno Calderonista se ha unido a la lucha contra el terrorismo aunque éste no exista en México, creando una definición ad hoc para justificar la aprehensión y encarcelamiento de los luchadores sociales.

México se encuentra al filo de la navaja, permitimos que la derecha se consolide en el poder y continúe con sus reformas, las intentonas del gobierno espurio de Felipe Calderón Hinojosa que junto con algunos miembros del PRI al servicio de la oligarquía nacional y trasnacional no se tentarán el corazón para seguir lacerando la de por sí precaria vida del pueblo que favorecen a su proyecto de nación o nos solidarizamos con la clase obrera honesta que durante su lucha histórica no ha claudicado ni traicionado los intereses colectivos del pueblo trabajador, que hoy más que nunca necesita de la unidad para defendernos y hacer un frente común y romper con las trabas personales y colectivas, sociales y políticas que están impidiendo la unidad de las fuerzas progresistas de izquierda para conformar un nuevo proyecto de nación en donde no sea el oscurantismo medieval el que nos guíe sino la claridad de un nuevo día en el que dominen la justicia, la democracia, la equidad y la solidaridad entre los seres humanos.

Hermanas, hermanos, camaradas: no permitamos que nos intimide el Estado, continuemos luchando por una nueva sociedad, continuemos luchando por la unidad, continuemos luchando por la justicia, porque de no ser así nuestros presos políticos y de conciencia se refundirán en la oscuridad de una larga noche tras las rejas de sus prisiones y nuevos compañeros y compañeras desbordarán esas prisiones sin la esperanza de alcanzar la libertad en poco tiempo.

¡LUCHEMOS POR LA DEROGACIÓN DEL ARTÍCULO 139 DEL CODIGO PENAL FEDERAL, RFORMADO MIENTRAS SE APROBABA LA DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO! ¡MARCHEMOS POR EL DERECHO A EJERCER NUESTRAS LIBERTADES POLÍTICAS SIN SER CRIMINALIZADOS! ¡MARCHEMOS POR LA LIBERTAD DE TODAS Y TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS Y DE CONCIENCIA DEL PAIS!

¡POR LA REVOLUCION SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡RESUELTOS A VENCER!
¡CON LA GUERRA POPULAR!
¡EL EPR TRIUNFARA!
COMITÉ REGIONAL DEL VALLE DE MEXICO DEL PARTIDO
DEMOCRÁTICO POPULAR REVOLUCIONARIO.
COMANDANCIA MILITAR REGIONAL DEL EJÉRCITO POPULAR REVOLUCIONARIO

PDPR-EPR
Valle de México, 2 de mayo del 2007.
Año 43.

 

by. CEDEMA / CMI Chiapas. 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres