Blogia
HHR - NEWS

Dos meses de Huelga en Cafetlán

 

Comunicado
 

Lxs trabajadorxs de Cafetlán estamos en huelga desde el 21 de marzo del año en curso.

Cafetlán es una empresa de venta de café y comida ligera que llegó a tener 3 sucursales.

Al igual que la mayoría de lxs trabajadorxs del sector servicios, no contábamos con contrato ni con ningún derecho laboral (ni vacaciones, ni seguro social, ni aguinaldo, etc.).

Decidimos organizarnos para defender nuestros derechos y desde ese momento los patrones empezaron a tomar represalias contra nosotrxs. Intentaron dividirnos por medio de intrigas, ofreciendo privilegios a algunxs de nuestrxs compañerxs. Inventaron acusaciones falsas en contra de un compañero, al que se  despidió injustamente.

Entonces, desconociendo el derecho básico a la asociación colectiva de lxs trabajadorxs, los patrones rechazaron reunirse a dialogar con nuestro colectivo. En cambio, se  nos presionó individualmente, intentándonos coaccionar para que firmáramos un documento en el que renunciábamos expresamente a nuestros derechos laborales, y en el que aceptábamos que éramos "colaboradores operativos" de su "proyecto cultural". 

A pesar de ello, y por nuestra convicción de que sólo juntxs lograríamos mantener y mejorar nuestras condiciones de trabajo, decidimos  seguir adelante. Buscamos asesoría laboral y concluimos que lo único que nos podía garantizar nuestros derechos laborales era un contrato colectivo de trabajo. El camino legal para obtener esto es un emplazamiento a huelga, por parte de un sindicato. Nos afiliamos al Sindicato de Trabajadores de Casas Comerciales, Oficinas y Expendios del Distrito Federal (STRACC), del que hacen parte lxs trabajadorxs de varias gasolineras, así como el personal de limpieza de baños de la Central de Abastos de la ciudad.

Comenzamos un largo proceso jurídico que implicó un intenso trabajo para redactar  un contrato de trabajo que representar  el sentir colectivo. Habíamos diseñado propuestas varias para los patrones; por ejemplo,  que las prestaciones con mayor impacto económico a las finanzas de la empresa se fueran obteniendo paulatinamente. Mientras tanto los patrones nos impusieron un "plan de austeridad", con el que se pretendió reducir a la mitad la única prestación económica que teníamos, los alimentos. Durante más de dos meses, resistimos en nuestros centros de trabajo, mientras seguíamos todos los pasos necesarios para poder demandar la firma del contrato. Finalmente, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje notificó a la empresa de nuestro emplazamiento a huelga.

Al segundo día de haber recibido la notificación oficial los patones, sustrajeron ilegalmente la maquinaria y los implementos de trabajo  (que, según la ley, para entonces constituían nuestros créditos laborales); se llevaron objetos personales nuestros, ¡hasta las propinas! Sin avisarnos e ilegalmente cerraron las dos cafeterías y nos despidieron de facto injustificadamente.

Nuestros patrones son Ana María González Hernández, Óscar González Hernández –alias "Óscar Almaguer", Adrián de Anda y Carlos Márquez, mantuvieron durante más de dos años un negocio basado en la explotación ocultada bajo el discurso del comercio justo,  que utilizaba la gerente o coordinadora Ana María González, quien se reivindicaba a sí misma como persona de izquierda.  

Consideramos que las comunidades indígenas que siembran el café que en Cafetlán se distribuía (y que ahora nosotros servimos en el campamento de huelga) no merecen que su nombre y su lucha sean usados como escudo de los intereses de quienes sólo persiguen la ganancia económica y el poder. La práctica de estas personas no es congruente con la prédica de principios de justicia.

Los patrones que han actuado de manera ilegal y que nunca se presentaron a las audiencias en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, fueron premiados por esta, que declaró nuestra huelga "legalmente inexistente" por "no haber patrón ni centro de trabajo". Esta declaración constituye un grave atentando al derecho de huelga.

Somos conscientes de que nuestra situación no es excepcional. En México, el 62.64 por ciento de los trabajadores asalariadxs pertenecen al sector servicios (Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, INEGI; 1er. Trimestre 2007) [i], aproximadamente el 40% trabaja en condiciones precarias o con derechos nulos. Las autoridades en materia laboral privilegian a quienes ostentan el poder económico.

A pesar de que consideramos que las leyes y las instituciones están del lado de los dueños del dinero, que limitan la libertad sindical y  que han ido desapareciendo los derechos ganados por los trabajadores, nosotros hemos decidido seguir esta lucha. Porque sabemos que el modelo de trabajo precario domina en el mundo y perjudica cada vez a más gente, porque los trabajadores y las trabajadoras que nos apoyan cotidianamente nos recuerdan que una lucha justa siempre tiene sentido y porque  el derecho huelga no es un regalo de las leyes o las autoridades; es una conquista histórica de la lucha de lxs trabajadorxs. La huelga en Cafetlán se sostiene viva, 24 horas al día, por la organización colectiva de lxs trabajadorxs.

Durante este proceso hemos aprendido a conocernos y reconocernos como trabajadores, hemos emprendido trabajos colectivos que alimentan un fondo autogestivo, que nos acerca a nuestro ideal de que el trabajo asalariado ceda lugar a formas de trabajo más dignas, sin explotadores y sin explotados.

 

¡La Huelga Sigue!

 

¡Viva la Autogestión de la Clase Trabajadora!

Colectivo de Trabajadoras y Trabajadores Asalariados de Cafetlán, en Huelga

Esquina Victoria y Plaza de la Constitución, Centro de Tlalpan

México, D.F., a 21 de mayo de 2007.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres