Blogia
HHR - NEWS

¡Con 19% de aumento en promedio, logran una revisión salarial ejemplar!

 

Un aumento realmente insólito en el país de los bajos salarios, gracias al domino neoliberal a las políticas propatronales de los distintos gobiernos panistas y priístas incluso perredistas, a quienes les tiene sin cuidado este grave problema. Y ese gran logro lo obtuvieron los trabajadores de la Industria Vidriera del Potosí (IVP), propiedad del Grupo Modelo y de una empresa estadounidense, que apenas hace un año luchaban por democratizar su sindicato.

El proceso de lucha de los vidrieros ha sido vertiginoso, tuvieron que enfrentar despidos, realizar faltas colectivas, marchas, mítines, volanteos en la zona industrial, primero para exigir el reconocimiento de su Comité Democrático, para lograr la reinstalación de sus compañeros despedidos y finalmente para exigir un aumento justo. Y esto es apenas el inicio, pues su meta, totalmente justa, es igualar sus salarios a los que cobran sus compañeros de la Fábrica Nacional de Vidrio, que por el mismo trabajao perciben un 45 por ciento más de salario.

Los trabajadores de IVP han hecho un enorme esfuerzo por recuperar su sindicato como una verdadera herramienta de lucha, donde ellos son los que deciden en asamblea general el rumbo de su organización y han obtenido un gran triunfo salarial, rompiendo el tope del 3.8 por ciento, que debe ser un ejemplo a seguir por el conjunto de los trabajadores en el país.

No ha sido con la actitud servil que tienen la mayoría de los líderes sindicales; no ha sido con la política de la CTM, que tiene como norma no emplazar a huelga a ninguna empresa donde controlan los sindicatos. El charrismo sindical debe ser extirpado, pues de otra forma los trabajadores seguiremos siendo víctimas de los bajos salarios y la explotación creciente, impuestos por la patronal y el gobierno. Se requiere recuperar la democracia obrera y la independencia en los sindicatos, con una clara conciencia de clase, como hoy han mostrado los vidrieros del Potosí.
 

Abren brecha los Vidrieros

Conquistaron democracia e independencia

Desde finales de 2005 un pequeño grupo de trabajadores de la Vidriera empezó a reunirse para preparar sus propuestas para cambiar sus pésimas condiciones de trabajo y luchar para que su sindicato fuera realmente una herramienta para servir a los trabajadores. Habían pasado unos cuantos meses, cuando vinieron las peleas entre los propios cetemistas. Tras la muerte del jerarca Guadalupe Vega Macías (quien había permanecido en el poder por más de 30 años), su sucesor, Emilio de Jesús Ramírez Guerrero, inició la limpia en los sindicatos, derrocando a los líderes que no le fueran leales. Eso ocurrió en la Vidriera.

Era mucha la inconformidad acumulada. Por eso, cuando vino el cambio en la dirección del sindicato, los trabajadores se hicieron grandes expectativas, creyeron que vendrían mejoras sustanciales en sus condiciones de trabajo, pensaron que desaparecerían los malos tratos de supervisores, esperaron mejores salarios... pero nada de esto sucedió, todo siguió siendo igual.

Entonces decidieron dar el paso decisivo, destituyendo al comité que seguía controlando la CTM y eligiendo a nuevos dirigentes, verdaderamente comprometidos con los intereses de la base trabajadora. Se tuvieron que enfrentar a la represión laboral, porque los directivos, en acuerdo con la CTM, despidieron a 7 obreros identificados con el movimiento. También las autoridades jugaron a su favor, pues rechazaron en dos ocasiones el trámite de "toma de nota", para que fuera reconocida la nueva dirigencia, surgida desde abajo.

El conjunto de los trabajadores se percató de que sería una dura lucha, que había que dar con una gran unión y firmeza. Así que, con esa convicción, vinieron las primeras acciones: una marcha desde la glorieta Juárez hasta la Plaza de Armas, un Foro de Solidaridad, un primer amago de falta colectiva, un paro de 24 horas en la planta, una votación abierta entre todos los trabajadores para que se expresara su voluntad... Y todo siempre se decidió democráticamente, en asambleas convocadas por la nueva dirigencia.

Sólo así fue posible lograr la reinstalación de los obreros despedidos; únicamente de esta manera fue posible lograr que la empresa reconociera al comité electo democráticamente y que las autoridades le otorgaran la mentada "toma de nota". Los obreros de la Vidriera sacaron sus conclusiones: sólo sería posible mejorar sus condiciones de vida y de trabajo con un sindicato independiente, democrático y combativo.

 

by. Partido Obrero Socialista-Movimiento al Socialismo
www.movimientoalsocialismo.com.mx 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres