Blogia
HHR - NEWS

Intensifican paramilitares de la Opddic hostilidades contra bases zapatistas

 

Beneficiario del foxismo, el grupo campesino se extiende en la geografía chiapaneca

"Nadie nos debilitará, porque estamos cada día más reforzados", dice la banda sabinista

 

HERMANN BELLINGHAUSEN ENVIADO / La Jornada

 

Ocosingo, Chis., 16 de febrero. Si bien desde su origen, en 1998, la Organización para la Defensa de los Derechos Indígenas y Campesinos (Opddic) ha sido pieza constante de la hostilidad contra las comunidades autónomas zapatistas, en el año reciente sus acciones y amenazas se han incrementado. Su crecimiento geográfico, que se acelera en algunas zonas indígenas de Chiapas, se sobrepone puntualmente al mapa de la ocupación militar.

Diversas organizaciones no gubernamentales (ONG) y centros de derechos humanos han descrito desde 2005 la eficaz penetración de la organización campesina, de filiación priísta, donde antes hubo grupos paramilitares, lo mismo que en poblados sin historial de conflictos, o bien recluta meras bandas de delincuentes como sucede en el municipio oficial de Chilón -gobernado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD)-, donde viejos asaltantes hoy son presuntos promotores ejidales y, amparados por las autoridades agrarias federales, agreden a las bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en el municipio Olga Isabel, destruyen pertenencias, viviendas y siembras, y consiguen que por los delitos que ellos cometen se acuse y persiga a los autónomos.

"La punta de lanza contra los zapatistas está siendo la Opddic", decía en agosto de 2006 un boletín del Centro de Investigaciones Económicas Políticas y Comunitarias (Ciepac). Allí se registraban testimonios de pobladores de la región de Altamirano y Ocosingo, "donde los líderes de la Opddic van de comunidad en comunidad ofreciendo 20 mil pesos a cada uno de los zapatistas si se retiran del EZLN". La ONG preguntaba: "¿De dónde traen tantos recursos los dirigentes indígenas paramilitares?"

La investigación dedujo que, a fines del sexenio foxista, la Opddic recibía el apoyo directo de la Secretaría de Gobernación, "que les da todo el respaldo". En concordancia, los dirigentes de la organización priísta se ufanaban: "Nosotros sólo nos reunimos con funcionarios de alto nivel".

La mencionada organización, señalada como paramilitar desde su origen, nace el 20 de mayo de 1998 en El Censo, y participa junto con la policía estatal y el gobierno federal en el violento "desmantelamiento" del municipio autónomo Ricardo Flores Magón, en la vecina comunidad de Taniperla, lo que desató una persecución migratoria de extranjeros y descompuso la convivencia de la comunidades en la cañada del río Perla, desde Monte Líbano hasta El Calvario. Tuvo desde entonces el abierto respaldo del gobernador interino Roberto Albores Guillén.

En 2007, con el nuevo gobierno de Juan Sabines, el alborismo está de regreso. Si bien el ex interino no figura de momento, su hijo Roberto Armando Albores Gleason es secretario de Fomento Económico. Y se percibe una cercanía del fundador y líder de la Opddic, Pedro Chulín Jiménez, con la Secretaría de Desarrollo Social chiapaneca. Apoyos es lo que menos falta a esta organización, que desde la cuna sostiene cordiales tratos con el Ejército federal y recibe especial deferencia por los funcionarios del tribunal y la procuraduría agrarios, también federales.

A inicios de 2006, el grupo priísta desató una serie de hostigamientos y agresiones contra los pobladores de San Antonio Las Palomas, sede del municipio autónomo Olga Isabel. Las afectaciones de tierras de las bases zapatistas fueron descritas como "alarmantes" por el Centro de Análisis Político e Investigaciones Sociales y Económicas (CAPISE).

Indígenas residentes de la comunidad Chak Akoljá cortaron la energía eléctrica de la sede del municipio autónomo y perpetraron diversas agresiones que les fueron premiadas por los tribunales federales al conceder a la Opddic decenas de órdenes de aprehensión contra campesinos zapatistas. Otra comunidad agredida y dividida por la acción priísta es Yaxté. Los tricolores de Carmen Saquilá y Nuevo Jotoaquil se dicen dispuestos a desalojar por la fuerza a las bases de apoyo del EZLN.

Por su parte, el Nuevo Ejido Muk'ulum Bachajón se constituyó fraudulentamente, y luego ha servido como ariete para invadir predios de los zapatistas. Los voceros de Opddic advirtieron hace menos de un año a las autoridades federales que si éstas resolvían "el problema" de Muk'ulum Bachajón, los priístas habían acordado "comprar gasolina y quemar las casas de los invasores" (o sea los autónomos). Por lo visto así se hablan con el gobierno. Y les funciona.

En una carta a la junta de buen gobierno (JBG) de Morelia, y después hecha pública, la directiva de Opddic (formalmente encabezada por Carlos Moreno Hernández) se jactaba en abril de 2006: "Nadie nos debilitará, porque nosotros estamos cada día más reforzados".

La organización priísta, que más de una vez ha deslizado la amenaza de recurrir a las armas para apoderarse de las tierras de los municipios autónomos, ahora se proclama "sabinista" (PRD) en lo estatal y "calderonista" (PAN) en lo federal. En tanto, pugna por la alcaldía y la diputación local de Ocosingo este año, bajo las siglas del PRI.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres