Blogia
HHR - NEWS

"¡Mentiroso!", reclaman a Carlos Tello

 

 

https://hoyhayresistencia.blogia.com/upload/externo-16f73f1474d39a5d2216397e7a071465.jpg
Miembros de la agrupación Resistencia Civil Pacífica se manifestaron ayer durante la presentación del libro 2 de julio, cuyo autor, Carlos Tello, aparece en la imagen con saco a cuadros; a la derecha, José Woldenberg, ex presidente del Instituto Federal Electoral, y Jorge Castañeda, quien fue canciller en la primera etapa del gobierno de Vicente Fox. Foto: Isaac Esquivel /Cuartoscuro

 

 

GEORGINA SALDIERNA / La Jornada

Protesta de seguidores de AMLO obliga a suspender presentación del libro 2 de julio

Como se preveía, la presentación del controvertido libro 2 de julio, "la crónica minuto a minuto del día más importante de nuestra historia contemporánea", se suspendió anoche, luego de que simpatizantes del ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador lanzaron consignas contra Carlos Tello, autor del texto, por las "mentiras y contradicciones" de su trabajo.

Citada para las 19:30 horas en un lujoso hotel de la zona de Polanco, la presentación se inició sin contratiempos. Los comentaristas y el escritor pudieron hacer su primera intervención sin ningún problema. Tello volvió a caer en contradicciones: esta vez fue por la referencia a una cena en la que estuvieron el rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, el empresario Carlos Slim y el escritor Carlos Fuentes, entre otras personas.

El autor de 2 de julio dijo que en el libro mencionó que hubo una cena en casa del rector, pero anoche lo desmintió, al destacar que en realidad el encuentro había sido en un salón adjunto a la sala Nezahualcóyotl; que éste se había efectuado la noche del primero de julio -24 horas antes de los comicios- y que ahí hubo "simpatía" con la idea de anular las elecciones e impulsar un gobierno interino.

Ante decenas de personas, aseguró no estar arrepentido de haber incluido en su texto el señalamiento de que López Obrador reconoció la misma noche del 2 de julio que perdió las elecciones, porque "sabiendo cuál era la fuente original, el episodio era compatible con la parte del rompecabezas que armé", explicó.

El ex canciller Jorge G. Castañeda planteó, por su lado, que el gobierno estadunidense "se fue con la finta" de las encuestas y dio a López Obrador un mejor trato al que recibió Fox en 2000.

Refirió que en febrero de 2000, cuando acompañó a Vicente Fox en su visita a Washington, lo más que pudieron hacer fue entrevistarse con el general Barry McCaffrey y con funcionarios de tercer nivel.

A su vez, José Woldenberg, ex presidente del IFE, criticó el hecho de que Tello no haya revelado las fuentes que le aseguraron que el ex candidato presidencial de la coalición Por el Bien de Todos habría reconocido su derrota la noche del domingo 2 de julio. Ello generó descalificaciones y un fuerte golpe a la credibilidad del escritor, enfatizó.

Cuando ya habían terminado las primeras intervenciones, alrededor de 40 personas se levantaron de sus asientos, se dirigieron hacia el presídium y, una vez ahí, desplegaron cartelones en contra del escritor. Todo ello en medio de gritos y consignas.

"¡Mentiroso!, ¡mentiroso!, ¡mentiroso!", se escuchaba, mientras Leo Zuckerman, en su papel de moderador, trataba de continuar con la presentación. Nervioso, pidió a los manifestantes actuar con respeto y civilidad, pero nadie le hacía caso.

Los simpatizantes de López Obrador desplegaron una gran fotografía del ex candidato y varios cartelones en los que se podía leer: "Tello leguleyo, hablador. Al fin sangre de dictador"; o bien: "Tello inmoral, mentiroso, lengua viperina", al tiempo que referían en improvisadas entrevistas las "contradicciones y mentiras" del libro.

Junto a las consignas de protesta se mezclaron otras de apoyo al perredista. "Es un honor estar con López Obrador", gritaron. Zuckerman no aguantó la presión y tuvo que suspender el acto. Los integrantes de la mesa salieron del salón en medio de empujones y resguardados por personal de seguridad del hotel, para refugiarse en otra sala del inmueble.

Ahí esperaron por varios minutos hasta que los manifestantes se retiraron. Mientras, aprovecharon para dar entrevistas, expresar su enojo y asegurar que les aventaron botellas y las flores que estaban en el presídium. Zuckerman, de plano, calificó a quienes protestaron de fascistas. El hecho de que no dejen hablar demuestra su intolerancia, subrayó.

Castañeda enfatizó la negativa de estos a dejar que el público se expresara. ¿Qué habría pasado si ganan las elecciones?, interrogó, en tanto Carlos Tello calificó de error la actitud de estas personas, pues lo correcto habría sido dialogar y debatir, subrayó.

 

**********

 

La misma noticia en voz de Proceso

Suspende Tello presentación de su libro 2 de julio; irrumpen seguidores de AMLO

 

Rosalía Vergara / Proceso

México, D.F., 6 de marzo (apro).- “No ofendas a la inteligencia de la gente”, le gritaron unas 50 personas --que se identificaron con el “movimiento de resistencia civil pacífica”-- al periodista y escritor Carlos Tello durante la presentación de su libro “2 de julio. La crónica minuto a minuto del día más importante de nuestra historia contemporánea”.

Durante la presentación --en la que participaron el exconsejero presidente del IFE, José Woldenberg, el excanciller Jorge Castañeda y el analista Leo Zuckerman--, simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador arrojaron agua y flores tomadas de los floreros colocados ex profeso para el evento en el hotel Nikko, para manifestar su desacuerdo con lo expuesto por Tello, principalmente el capítulo titulado “Perdí”.

Y es que ahí el escritor hace referencia –citando una fuente no identificada— a una supuesta aceptación de su derrota por parte del tabasqueño frente al panista Felipe Calderón. Tello nunca ha querido revelar a su informante y nadie ha corroborado su versión.

Así, con el rostro desencajado, Tello se vio obligado a suspender la presentación, pues el evento no pudo continuar por los gritos de “mentiroso, hablador y leguleyo” que le aplicaron los asistentes.

“Lengua viperina. Tello inmoral”, se leía en algunas de las pancartas que fueron colocadas en el centro de la mesa en la que Castañeda, Zuckerman, Woldenberg y Tello exponían sus opiniones.

La protesta detonó justo cuando Castañeda --quien se caracterizó por exponer un discurso con ribetes de provocación— sostuvo que uno de los cuatro actores que se habían ido con “la finta” de un triunfo de López Obrador había sido él, sin embargo a estas alturas estaba “muy contento” con el triunfo de Calderón, y por eso había llamado a sufragar por el panista.

Los tres actores restantes que se habían ido “con la finta”, según Castañeda, fueron: Emilio Azcárraga Jean, dueño de Televisa; el rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, y el propio gobierno de Estados Unidos.

En la versión de Castañeda, Televisa le había quedado mal a López Obrador y al país, al brindarle y luego retirarle su apoyo al tabasqueño; el rector a la UNAM al apostarle a un triunfo del excandidato de la coalición Por el Bien de Todos, y el gobierno estadunidense a su pueblo después de una controvertida reunión entre Manuel Camacho y Condolezza Rice.

Castañeda incluso reveló que el expresidente Vicente Fox había hablado en diversas ocasiones con Emilio Azcárraga, a fin de que retirara los promocionales de López Obrador --como jefe de gobierno capitalino y luego como candidato presidencial-- del Canal 2 y pasarlos al 4, pues se trataba precisamente de un gobernante local.

Por su lado, Woldenberg hizo un resumen sobre algunos puntos torales del libro, sin embargo, vino luego la protesta y los tres presentadores tuvieron que salir por un costado de la sala, custodiados de guaruras.

“Esta gente no permitió al público hablar”, se quejó Castañeda, mientras una señora encaraba a una manifestante: “¡Ganamos, nuestro candidato Calderón ganó la elección!”.

“Si así se comportan habiendo perdido la Presidencia, ¿cómo se hubieran comportado estando en el poder?”, inquirió quien en algún momento de la contienda por la Presidencia se asumió como aspirante independiente.

Castañeda lamentó los hechos, al igual que Zuckerman, sin embargo descartó se tratara de una acción para “reventar” el evento. No obstante, señaló que le daba tristeza el comportamiento de la izquierda mexicana, a la que caracterizó de intolerante y con “rasgos fascistas”, incluso “más allegada al fascismo”.

Se quejó de que les aventaron botellas con agua y flores. “Estaban jaloneando mi traje. No obstante, al final la presentación se dio y fue buena”, consideró.

“No sé si fueron enviados, estaban aquí por destino”, comentó Tello después de que Zuckerman declaró suspendido el evento.

La cena

Comentó que una de sus fuentes cercanas era el exsecretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz.

Aseguró que “prácticamente todas las fuentes de su libro están reveladas, pues la información está cotejada en periódicos y revistas. Ahí están las fuentes”, aseveró.

No obstante, pidió a la prensa olvidar el asunto de las fuentes no reveladas, puesto que según él se trataba sólo de algo “anecdótico”, pues “lo importante es que Andrés Manuel López Obrador supo que había perdido y decidió no aceptar la realidad”.

Y no sólo eso, incluso reveló que durante una supuesta cena, a la que habrían asistido el escritor Carlos Fuentes, el empresario Carlos Slim y el rector Juan Ramón de la Fuente --en un comedor de la sala Nezahualcóyotl-- “hubo simpatías por la idea de anular la elección y nombrar un gobierno interino”.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres