Blogia
HHR - NEWS

Cierran carretera en Morelos; rechazan unidad habitacional

 
La Jornada impreso.
04 de junio de 2007
 
Puente de Ixtla, Mor., 3 de junio. Medio centenar de habitantes de 10 comunidades de la región surponiente de Morelos bloquearon la carretera Alpuyeca-Jojutla, cerca de Xoxocotla, para demandar que se cancele la construcción de más 15 mil viviendas en el municipio de Emiliano Zapata. Los inconformes señalaron que el desarrollo habitacional que construye la empresa Urbasol dejaría sin agua a 70 mil residentes de los municipios de Puente de Ixtla, Zacatepec y Tlaltizapán. Dijeron que con el proyecto también se corre el riesgo de contaminar al menos cuatro pozos, por las filtraciones de las descargas de aguas negras. Al lugar de la protesta llegaron 50 policías preventivos del estado y hasta el cierre de la edición los manifestantes, la mayoría mujeres, continuaban con el bloqueo.

 
 
**********

 

Frustran toma de autopista en Morelos; dos heridos y patrullas quemadas

Notimex / La Jornada On Line

04/06/2007 14:28

Alpuyeca, Mor. Dos heridos y dos patrullas quemadas es el saldo de un enfrentamiento entre granaderos y pobladores de la comunidad indígena de Xoxocotla, quienes trataron de tomar la plaza de cobro de Capufe en la salida a Tequesquitengo.

Los hechos se registraron después de mediodía, entre unos 50 efectivos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y 500 pobladores, quienes protestaban por la construcción de un desarrollo habitacional de 400 casas en la zona.

Desde temprano, Caminos y Puentes Federales (Capufe) solicitó apoyo a las autoridades para evitar que las casetas de cobro, ubicadas sobre la Autopista del Sol a la altura del kilómetro 37, fueran tomadas por los manifestantes que viven en unas cinco comunidades indígenas.

Al filo de las 12:30 horas, unos 500 pobladores intentaron tomar la plaza y obligaron a los granaderos a replegarse. Durante el enfrentamiento las patrullas 2097 y 2084 de la SSP de Morelos fueron volcadas y quemadas.

Al final de la riña, un policía y una mujer de los manifestantes resultaron lesionados en la cabeza con pedradas y fueron trasladados a hospitales de Cuernavaca.

Los manifestantes estaban armados con palos, piedras y machetes. Los policías dispararon al aire para dispersar a la multitud, pero ante la superioridad numérica de sus opositores tuvieron que replegarse.

La comunidad indígena tocó las campanas de la iglesia del pueblo y se está reagrupando, por su parte, la Policía desplegó un operativo.

Participan la SSP, la Policía Metropolitana de Cuernavaca, la Policía Federal Preventiva y helicópteros que sobrevuelan el área.

La circulación continúa abierta, pero se prevé un nuevo enfrentamiento, pues unos 200 granaderos, reforzados con armas largas, se apostaron en la plaza de cobro a la altura de Alpuyeca para garantizar la seguridad.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres