Blogia
HHR - NEWS

Denuncian ataque de integrantes de la Opddic a familia zapatista en Chiapas

 

Dos indígenas resultaron heridos en la emboscada en la comunidad de Ba'yulumax

HERMANN BELLINGHAUSEN / La Jornada

Lunes 13 de agosto, 2007
 

La junta de buen gobierno (JBG) Corazón del Arcoiris de la Esperanza, con sede en el caracol de Morelia, Chiapas, denunció el ataque armado de miembros de la Organización para la Defensa de los Derechos Indígenas y Campesinos (Opddic) -a la que denomina "paramilitar"- contra una familia zapatista en la comunidad tzeltal de Ba'yulumax, a cinco kilómetros de la sede del municipio autónomo Olga Isabel. Dos indígenas resultaron gravemente heridos en lo que fue no un choque, sino una emboscada.

El pasado viernes, aproximadamente a las 17 horas, Leonardo Navarro Jiménez, de 52 años de edad y base de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), acompañado de su hijo Elías, de 11 años, acudió "a visitar su ganado, amarrado a 150 metros de su casa". Antes de llegar al lugar, un grupo de 13 miembros de Opddic interrumpió su paso y con lujo de violencia atacó y sometió a Leonardo. "Después lo arrastraron al monte los paramilitares Miguel Jiménez Díaz, Vicente Jiménez Díaz, Jerónimo Jiménez Díaz y Juan Navarro Aguilar; este último portaba un machete".

El grupo era escoltado por cuatro hombres con armas de fuego: Leonardo Navarro Deara, José Navarro Deara, Héctor Navarro Deara y Carlos Navarro Aguilar. La JBG menciona la participación en el ataque de Samuel Jiménez Díaz, Andrés Navarro Deara, Marcos Navarro Jiménez, Andrés Navarro Silvano y Marcos Navarro Silvano.

El niño Elías corrió a su casa para avisar a sus hermanos, mientras su padre era golpeado y pateado. "Al recibir la noticia, la familia de nuestro compañero corrió en su auxilio y al llegar al lugar le tapó el paso el mismo grupo y en ese momento uno de los agresores gritó: '¡Hagamos lo que ya hemos planeado!'"

Fue entonces cuando Leonardo Navarro Jiménez recibió seis impactos de bala calibre 22, "siendo herido gravemente por tres tiros, quedando inconsciente". Recibió una bala en la pierna derecha, otra en el costado izquierdo y otra en la parte del labio superior, debajo de la nariz". El primer disparo lo hizo Leonardo Navarro Deara.

"Uno de sus hijos del compañero, Juan Navarro Jiménez, de 29 años, acudió al auxilio de su padre rompiendo la valla del grupo agresor. En ese momento, uno de los que retenían a su padre le dispara, hiriéndolo en el hombro derecho y casi al mismo tiempo recibe un machetazo en la sien derecha", detalla la JBG en su comunicado.

La esposa de Leonardo, sus hijos e hijas acudieron al auxilio de los heridos, mientras los paramilitares huían al monte. Viendo que Juan estaba con vida, lo llevaron a su casa, mientras su padre quedó tirado "porque pensaron que estaba muerto".

Enseguida dieron aviso al pueblo y la gente acudió a la casa de Juan, así como al lugar de los hechos, donde se encontraba Leonardo aún con vida. Los dos heridos fueron llevados a la clínica municipal autónoma de Olga Isabel, pero ante la gravedad de su estado se les trasladó al IMSS-Coplamar de Ocosingo, y de allí al hospital general de Tuxtla Gutiérrez.

Ya antes hubo agresiones contra la misma familia. En los últimos meses de 2003 la comunidad Ba'yulumax "recibió del mal gobierno un proyecto de revestimiento de brecha; la familia de Leonardo fue privada del derecho a transitar por la brecha, que atraviesa su solar". Además, destrozaron su cafetal, cortaron la cerca y el alambre que encierra su trabajadero. En febrero y marzo de 2007 se instaló un sistema de alumbrado del cual fue excluida la familia Navarro Jiménez. Además "talaron sus árboles de aguacate, café y cacaté. En julio destrozaron arbolitos de su parcela y cortaron el alambre".

Además de los mencionados agresores, la JBG responzabiliza a Sebastián Luna López, comisariado ejidal de Mukulum Bachajón; Jerónimo Jiménez Aguilar, del consejo de vigilancia; Leonardo Moreno Jiménez, coordinador municipal, y José Navarro Aguilar, coordinador local de Opddic. "Ellos son los que promueven la confrontación y la división entre pueblos hermanos".

La JBG declara: "No esperaremos a que el mal gobierno encarcele a estos delincuentes. No callaremos para exigir justicia; tarde o temprano estará el castigo para quien impunemente vive hoy". Con esta denuncia, la junta "levanta su voz para escupirle al mundo la porquería que está en los gobiernos federal de Felipe Calderón y estatal de Juan Sabines, (quienes) disfrazados de cultos gobiernan el país encarcelando y masacrando a nuestros hermanos y hermanas que por siempre han dado color y honor" al país.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres